Uncategorized

Petrópolis sigue en alerta por fuerte temporal; temen más deslizamientos

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Un nuevo temporal de lluvia provocó ayer jueves más inundaciones en Petrópolis , elevando a 117 la cifra de muertos. Los equipos de rescate que buscan a los desaparecidos por el desastre se vieron obligados a suspender sus trabajos de manera temporal ante el riesgo de que se produzcan nuevos corrimientos de tierra por estas últimas lluvias.

Agentes de Defensa Civil y otros organismos públicos tuvieron además que cortar varias calles de Petrópolis, situada a unos 70 kilómetros de la ciudad de Río de Janeiro, después de que quedaran completamente inundadas por las fuertes precipitaciones de este jueves.

“En una hora, se registraron 60,54 milímetros” de lluvia, indicó el organismo, que antes había evacuado varias áreas de la región de manera preventiva, tras el deslizamiento de bloques de piedra y ante las previsiones -luego confirmadas- de un nuevo temporal.

Según el último balance oficial, las inundaciones han causado por el momento 117 fallecidos, decenas de desaparecidos y unas 850 personas desalojadas de sus hogares. Al menos 24 personas han sido rescatadas con vida.

Petrópolis. Foto: AFP. También produjeron graves daños materiales y convirtió en un auténtico lodazal a la antigua “ciudad imperial”, situada en la región serrana del estado de Río de Janeiro y un destino muy turístico, sobre todo entre el público brasileño.

Según el Gobierno del estado de Río de Janeiro , fueron las peores lluvias en Petrópolis desde 1932.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien está de visita oficial en Hungría, después de haber viajado a Rusia, donde se reunió con su homólogo ruso, Vladímir Putin, tiene previsto hoy viernes sobrevolar las zonas afectadas.

Esta no es la primera vez que la región serrana de Río es golpeada por fuertes tormentas, ya que fue escenario en 2011 también se vio castigada por unos temporales que dejaron más de 900 muertos y un centenar de desaparecidos.

Desesperada búsqueda. Rescatistas y voluntarios seguían buscando ayer jueves desesperadamente a los desaparecidos por las lluvias torrenciales en Petrópolis. En Alto da Serra, uno de los barrios más afectados por el temporal, la actividad era frenética ayer. “Desgraciadamente va a ser difícil encontrar a alguien con vida. Como está todo, es prácticamente imposible, pero por lo menos (hay que) entregar los cuerpos para que la familia pueda enterrarlos y hallar sosiego”, dijo Luciano Gonçalves, un voluntario de 26 años, cubierto de barro, mientras con una pala y una azada en las manos buscaba entre la lama.

Otro vecino, Anderson Mota Barreiros, de 37 años, escarbaba apresuradamente en busca de su hermana, entre lamentos por la falta de ayuda. “No hay nada, estoy aquí desde las 5 de la mañana. No abandonaremos, vamos a seguir”, prometió.

Otros que perdieron a sus familiares en los casi 300 deslizamientos permanecían sentados delante de sus casas con la mirada perdida.

Petrópolis. Foto: AFP. “Más lluvias fuertes”. La situación amenaza con empeorar en las próximas horas.

El gobierno brasileño alertó de un riesgo “muy alto” de nuevos deslizamientos de tierra en la región montañosa de Río, “especialmente en Petrópolis”, debido a la previsión de más lluvias para los próximos días que podrán causar nuevas “inundaciones”.

Según los expertos, la tragedia es consecuencia de una combinación de factores, entre estos lluvias excesivas, la topografía de la región y la existencia de grandes barriadas de casas precarias, muchas de ellas construidas de manera ilegal.

Algunos puntos de Petrópolis recibieron hasta 260 milímetros de lluvia en menos de seis horas, un volumen superior a la media histórica para todo febrero (240 mm), de acuerdo con la agencia meteorológica MetSul.

Para Estael Sias, meteoróloga de la agencia Metsul, los platos rotos de esta combinación de desastres climáticos y urbanismo sin control los pagan los más pobres.

“Los que terminan teniendo que vivir en estas regiones de riesgo son los más vulnerables, los que están más expuestos a este tipo de situaciones. Y eso sin contar que estamos viviendo una crisis económica producto de la pandemia que lo empeoró todo, porque la cantidad de personas que salieron de áreas que no estaban en riesgo para instalarse en áreas de riesgo sin duda aumentó”, explicó al experta de Metsul. (Con información de AFP y EFE).

Petrópolis. Foto: AFP. En Brasil, 9,5 millones de personas viven en zonas urbanas inestables

La tragedia de Petrópolis pone de nuevo en evidencia los riesgos de la urbanización salvaje, con viviendas precarias en los cerros.

La zona más afectada fue el barrio Alto da Serra, no lejos del centro histórico de la ciudad que fue residencia de verano del emperador Pedro II de Brasil en el siglo XIX.

Es un barrio densamente poblado, con casas modestas pegadas unas a otras, a lo largo de calles muy estrechas y empinadas.

Todas esas casas fueron alzadas en la ladera, la mayoría sin permisos de construcción.

Regina dos Santos Alvalá, directora adjunta del Centro de Monitoreo de Desastres Naturales (Cemaden), opina que “a pesar de algunos avances en los últimos años”, Brasil aún tiene mucho por hacer para reducir los riesgos asociados a los desastres naturales.

“No podemos evitar la lluvia, pero mitigar los impactos es posible y crucial”, agregó.

El Cemaden calcula que en Brasil 9,5 millones de personas viven en áreas de riesgo por deslizamiento o inundación, muchas de ellas en favelas, sin estructuras de saneamiento.