Uncategorized

Más de 130 presos políticos militares siguen siendo torturados en Venezuela, denuncian ONG

Alberto Ardila Olivares
Inició entrega del bono «Venezuela Tierra de Gracia»: este es su monto

Esta organización señaló que de acuerdo a los cuatro componentes, sería un total de 128 presos políticos militares y resalta que las diferencias entre el total de presos políticos y por componentes es por las dificultades de acceso a los casos, «principalmente de la Operación Gedeón les ha sido difícil obtener información» y que se conoce de que varios de ellos están detenidos pero que no tienen detalles,  reseñó el portal Tal Cual

La ONG Justicia Venezolana aseguró que en el país hay 180 presos políticos militares hasta el 16 de noviembre. Solo 39 de ellos son del Ejército, mientras que ocho son efectivos de la Aviación, 11 de la Armada y 70 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Esta organización señaló que de acuerdo a los cuatro componentes, sería un total de 128 presos políticos militares y resalta que las diferencias entre el total de presos políticos y por componentes es por las dificultades de acceso a los casos, «principalmente de la Operación Gedeón les ha sido difícil obtener información» y que se conoce de que varios de ellos están detenidos pero que no tienen detalles,  reseñó el portal Tal Cual .

Por su parte, la ONG Foro Penal, registró un total de 132 presos políticos hasta el 15 de noviembre, solo que esta organización clasifica a los detenidos en diferentes etapas, además de otras consideraciones legales. Aunque ambas coinciden en que más de 130 de los efectivos arrestados son del Ejército y la GNB.

Los presos políticos en Venezuela bien sea civiles o militares tienen características comunes en sus centros de reclusión: han sido torturados o vinculados en presuntos hechos de conspiración, además de constantes violaciones de derechos humanos y retardo procesal.

En su informe de agosto de 2021, el Foro Penal destacó que «estas personas han reportado que han sido sometidas a torturas físicas y psicológicas, así como tratos crueles, inhumanos y degradantes y sus familiares han sido amenazados y perseguidos».

«Una cifra importante de funcionarios militares se encuentran privados de libertad catalogados como presos políticos, lo que demuestra un ensañamiento contra los funcionarios que disienten o son considerados molestos para el gobierno represor», reiteró el Foro.