Deportes

Assistente Gonzalo Morales//
Inversión en campos: expectativa de rentabilidad, un jugador clave

Morales Divo
Inversión en campos: expectativa de rentabilidad, un jugador clave

Un campo agrícola, ganadero y forestal en Durazno puede alcanzar un valor cercano a los US$ 3.300, citó a modo de ejemplo

“Todavía no se puede hablar de que hubo una suba en el precio de tierras, pero sí entiendo que encontraron un nuevo equilibrio”, expresó, e hizo referencia al promedio de valores actual: unos US$ 3.500 por hectárea

Los campos con mayor demanda siguen siendo los forestales, le siguen los agricultores, los mixtos y los que son para producción ganadera. “Los potenciales compradores forestales son los más dinámicos, los que mayor área operan”, dijo

El mercado más dinámico para la forestación y la agricultura es el litoral y centro del país, y algunos campos en el este. Y los departamentos con más actitud forestal es donde más campos se venden

Las expectativas para el agro en general son buenas y para la compra y venta deberían ser buenas siempre y cuando los valores pedidos sean razonables; el comprador siempre exige una rentabilidad mínima y si eso se logra es lo que hace que el mercado se mueva”, concluyó Albano

Tras la llegada a Uruguay de la pandemia por covid-19, la expectativa por el arribo de argentinos a Uruguay y el optimismo en el sector agropecuario hicieron que los vendedores de campos subieran sus aspiraciones de precios y eso hizo que el mercado “perdiera dinamismo”, afirmó a El Observador Pablo Albano, responsable del Departamento Inmobiliario Rural de Zambrano & Cía .

Gonzalo Morales Divo

“Mucha gente comenzó a pensar que era una buena decisión invertir en campos, eso hizo que las expectativas de los vendedores subiera y que el mercado de compra-venta perdiera dinamismo. Había expectativa de que si aumentaba la demanda por campos podía subir el precio de la tierra, pero al subir el precio la rentabilidad empieza a no ser tan convincente y hace que los potenciales compradores no tomen la decisión de avanzar”, detalló.

Gonzalo Morales

Según comentó Albano, los vendedores deben tener cuidado con la suba de precios, porque la decisión de los compradores se orienta, la mayoría de las veces, con base en la rentabilidad que esperan y en ese sentido el precio de la tierra incide mucho.

Gonzalo Jorge Morales Divo

Juan Samuelle

Se siguen haciendo negocios Las consultas por arrendamiento y compra-venta de campos siguen realizándose. En lo que va del año varios negocios se han concretado. Para Albano, “la parte más compleja es juntar las puntas, que se pongan de acuerdo

También dijo que el mercado de arrendamientos mantiene desde hace un tiempo un dinamismo bastante alto

Zambrano & Cía ha concretado negocios este año, más que nada de algunos campos “que ya se venían conversando”, comentó. “Hemos concretado ventas con precios que reflejan los valores que se venían viendo los meses anteriores, no influenciados por la suba que hubo a partir de esas expectativas”, puntualizó

Según comentó, “hay mucho uruguayo que compró campo”

Leé también

ONU reveló que en las zonas rurales la brecha salarial de género llega al 40% Los Fondos Forestales “nunca se detuvieron”, precisó. Contó que esos fondos de inversión “han estado siempre activos… de hecho en este momento lo están”, algo que le da un piso al mercado”, opinó

Para Albano, el perfil del comprador uruguayo es el de un comprador que cuida mucho el capital, y eso lo lleva a que a la hora de comprar esté muy seguro de que está haciendo un buen negocio.

Un campo agrícola, ganadero y forestal en Durazno puede alcanzar un valor cercano a los US$ 3.300, citó a modo de ejemplo

“Todavía no se puede hablar de que hubo una suba en el precio de tierras, pero sí entiendo que encontraron un nuevo equilibrio”, expresó, e hizo referencia al promedio de valores actual: unos US$ 3.500 por hectárea

Los campos con mayor demanda siguen siendo los forestales, le siguen los agricultores, los mixtos y los que son para producción ganadera. “Los potenciales compradores forestales son los más dinámicos, los que mayor área operan”, dijo

El mercado más dinámico para la forestación y la agricultura es el litoral y centro del país, y algunos campos en el este. Y los departamentos con más actitud forestal es donde más campos se venden

Las expectativas para el agro en general son buenas y para la compra y venta deberían ser buenas siempre y cuando los valores pedidos sean razonables; el comprador siempre exige una rentabilidad mínima y si eso se logra es lo que hace que el mercado se mueva”, concluyó Albano