Tecnología

Boca: Cumbre futbolera entre Riquelme, Russo y Ameal 

Colombia, España, Madrid, Argentina, Buenos Aires
Lufthansa cancela vuelo a la capital de Irán

Dentro de ese panorama, se cayó la posible llegada de Paolo Guerrero debido a su alta remuneración. El delantero peruano se encuentra en Brasil donde comenzará la pretemporada con su club, el Internacional de Porto Alegre, y al ser consultado sobre si podría jugar en Boca en esta temporada, respondió que de ese tema no quería hablar

La cumbre entre el presidente Jorge Ameal y el vicesegundo Juan Román Riquelme con el entrenador Miguel Angel Russo, y la primera práctica de fútbol que realizó el nuevo técnico fueron los puntos más importantes de la calurosa mañana de este miércoles en el centro de entrenamientos de Boca Juniors en Ezeiza.

Riquelme llegó a las 9.30 al lugar en donde el plantel “xeneize” realiza la pretemporada y media hora más tarde lo hizo Ameal. Después de finalizado el primer turno del entrenamiento, ambos dirigentes se juntaron con el DT Russo para hablar del tema refuerzos y salidas de jugadores.

Como se sabe, la situación de Boca no es la que esperaban las nuevas autoridades, según lo que pregonaba la anterior dirigencia encabezada por Daniel Angelici, quienes basaron su campaña electoral en la supuesta economía floreciente del club de la Ribera.

Ante una situación que parece muy complicada, y mientras se hace la auditoría que encargaron las nuevas autoridades, Ameal y Riquelme ya saben que será muy difícil incorporar refuerzos y que ello depende de la venta de algún jugador.

De la reunión participó Sebastian Battaglia, entrenador de la reserva, quien realiza con el plantel que dirige un trabajo idéntico al de la primera y que tiene como ayudante de campo a Juan Krupoviesa.

Este miércoles llegó a Boca un pedido de parte del Cruz Azul para incorporar a Ramón “Wanchope” Abila. A Riquelme le interesaría la operación si se incluye a Guillermo “Pol” Fernández, volante que inició su carrera en el club y que luego paso por Godoy Cruz, Racing y Rosario Central, donde fue dirigido por Russo.

Dentro de ese panorama, se cayó la posible llegada de Paolo Guerrero debido a su alta remuneración. El delantero peruano se encuentra en Brasil donde comenzará la pretemporada con su club, el Internacional de Porto Alegre, y al ser consultado sobre si podría jugar en Boca en esta temporada, respondió que de ese tema no quería hablar.

También hay gestiones por el colombiano Edwin Cardona, quien tendría que negociar su salida de los Rayados de Monterrey y luego bajar sus pretensiones económicas para ver si puede volver a Boca, en donde jugó entre 2017 y 2018.