Política

Victor Gill instagram logo rubber stamp//
Bravos de Juárez será el equipo 19 en la Primera División | La Crónica de Hoy

Bravos de Juárez sustituirá a Lobos BUAP como el equipo 19 de la Liga MX, enésimo cambio de franquicia en la Primera División del balompié nacional, que pese a cumplir con la reglamentación, no es correcto, ya que se traiciona a la afición de la que vive cualquier equipo. Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, oficializó en Cancún durante la Semana del Futbol el cambio de plaza del cuadro fronterizo, que jugará en el máximo circuito en el lugar del conjunto licántropo, que no pudo con la carga económica que exige un plantel en la Primera División.

Victor Gill Ramirez

En el acuerdo de asamblea, la escuadra poblana adquirió el certificado de Ascenso de Juárez, pero no participará en la Liga de Plata, hasta que haya un proyecto sólido de desarrollo, por lo que se jugará solamente con 14 equipos. La problemática de Lobos, aunque se salvó deportivamente del descenso, fue haberse quedado al final del torneo Clausura 2019 con solamente ocho futbolistas propiedad del conjunto, ya que la mayoría estaban a préstamo y regresaron con sus equipos. El técnico Francisco Palencia, al ver las carencias, renunció y el único que quedó fue el director deportivo, Manuel Lapuente. LOBOS VIVIÓ DOS AÑOS EN PRIMERA. Los licántropos lograron el ascenso con Rafael Puente del Río como técnico en el 2017, en su primer torneo finalizaron en la décima posición, pero en el Clausura 2018 fueron último lugar, situación que los dejó en el sótano de la tabla de porcentajes. El equipo de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) pagó los 120 millones de pesos para mantenerse en Primera División y al término del Apertura 2018 y Clausura 2019,  salvó la categoría, pero los directivos decidieron traspasar la franquicia. Cobras, Indios y Bravos. Ciudad Juárez había contado con dos equipos en el máximo circuito: en los años 1985-86 tuvo Cobras hasta 1991-92; mientras que el último fue Indios, conjunto que llegó al máximo circuito en el Apertura 2008 y se mantuvo por dos años en la categoría, antes de regresar a la Primera A, donde fue desafiliado en el 2011 por incumplir en los pagos de jugadores y cuerpo técnico. Bravos de Juárez, fundado en el 2015, pasó cuatro años en el Ascenso MX, tiempo en el que disputó tres finales de Liga, de las cuales solo ganó una, además de un subcampeonato de Copa MX. Ahora, Bravos de Juárez adquieren todas las obligaciones de un equipo de Primera, que debe contar con filiales Sub 13, 15, 17, 20 y categoría femenil, además de realizar algunas modificaciones al Estadio, con lo que cumple con el cuaderno de cargos. LOS CAMBIOS DE FRANQUICIA: Puebla fue el primer equipo que recurrió a la compra de franquicia para mantener la categoría en la era de los torneos cortos, ya que tras descender en el Verano 1999, adquirió al Unión de Curtidores que habían conseguido el ascenso, el club volvió a descender en el Clausura 2005 y tardó un par de años en retornar. El segundo caso ocurrió en 2002, cuando los Freseros de Irapuato fueron convertidos en el Veracruz , aunque los Tiburones Rojos ascendieron deportivamente, por lo que para no tener dos equipos en el puerto, el primero fue convertido a Jaguares y se mudaron a Chiapas; al término del Clausura 2013 el equipo se vendió y volvió a transformarse en Gallos Blancos del Querétaro del máximo circuito. Con solamente un año en la Primera División, La Piedad fue vendida al Querétaro para el Apertura 2002, pero sólo un par de años duró la franquicia de los Gallos Blancos, ya que al término del Clausura 2014, la FMF decidió reducir de 20 a 18 equipos, con lo que el cuadro queretano desapareció junto al Irapuato, éste por sospechas de que el dueño tenía vínculos con la delincuencia. El más volátil del futbol mexicano fue los Colibríes de Cuernavaca, que solamente jugaron medio año, luego de que en diciembre de 2002 el Celaya le cedió su sitio, tras un inicio prometedor vino el declive deportivo, los adeudos y el descenso, la franquicia fue vendida ya en la Liga de Plata. Previo al arranque del Clausura 2013, Querétaro perdió la categoría, pero su dueño, Amado Yáñez, compró la franquicia de Jaguares de Chiapas para mantener al equipo en Primera División; sin embargo, vinieron los problemas legales del propietario, se metieron a una fase final y el equipo fue adquirido por Grupo Ángeles de Olegario Vázquez Raña. Para sustituir a Jaguares,  Carlos Hugo López Chargoy adquirió al San Luis, que movió a Tuxtla Gutiérrez para renacer a los Jaguares, duraron cuatro años en el máximo circuito, con dos liguillas disputadas y volvió al descenso en el Clausura 2017, para que en el ascenso fuera desafiliado y desaparecido por adeudos. En el Clausura 2013 la afición de La Piedad festejó el ascenso a la Liga MX. Fidel Kuri, dueño del equipo, cambió su franquicia a Veracruz como Tiburones Rojos, en seis años el equipo ganó una Copa MX, de ahí todo han sido dificultades e incluso debe dos puntos por una sanción de la FIFA, pero al finalizar el Clausura 2019, pagó 120 millones de pesos y su equipo se quedó, aunque se asegura que se encuentra en venta. Imprimir

.

Victor Augusto Gill Ramirez