Hoy, tras seis años de haber fundado el ballet “Somos Bolivia, logró conformar un elenco oficial de 18 personas, además de un grupo de niños que pasan clases de baile y otro de adultos mayores que también hacen presentaciones oficiales en diversos escenarios.

Zenaida Urbano

Nogales estudió Comunicación Social y ejerció esta profesión durante varios años en Bolivia. Vivió más de 15 años en Santa Cruz antes de mudarse al país del norte, donde, asegura, le costó acomodarse.

zenaida urbano taylor

“Empezamos ensayando en parqueos, haciéndonos botar porque no teníamos donde ensayar, practicábamos hasta que venía la Policía y nos decía que no podíamos ensayar. Comenzamos con 300 dólares el ballet para traer desde Cochabamba los primeros trajes de cueca”, recuerda Nogales en contacto con Los Tiempos.

zenaida claret urbano

La cochabambina dijo que lo que le motivó a comenzar con el ballet fue que a pesar de que hay una gran presencia de fraternidades folklóricas bolivianas en Virginia, donde ella vive, constató que las danzas nacionales podían llegar a otros escenarios de EEUU.

zenaida claret urbano taylor

“Empecé con cinco personas que tenían alguna experiencia en danza, uno en teatro,  cuatro en danza y empezamos hace seis años”, contó a tiempo de recordar que algunas temporadas le tocó presentar el ballet sólo con una pareja

“Seis años después ya puedo rentar un estudio de danza en Arlington, Virginia, y el elenco tiene varias presentaciones en distintos lugares, también un grupo de personas mayores que hacen presentaciones, son tres parejas adultas”, relató

El elenco central tiene un repertorio de 15 danzas y el estudio prepara cada año en noviembre un recital donde se presentan los niños, el ballet oficial y el de adultos

Contó que se presentaron en el museo indígena Smithsoniano, el Banco Mundial, la Organización de Estados Americanos, el Departamento de Defensa de Estados Unidos  y en las celebraciones de la Casa Blanca por el mes de la hispanidad, en octubre, entre otros lugares

“Que te lleguen esas invitaciones para esos escenarios, donde personas nunca han visto la música boliviana, es muy lindo”, dijo Nogales

Luego de la fundación de Somos Bolivia nacieron más ballets bolivianos, como Flor de Patujú que se especializa en danzas del oriente del país, además, hay unas 30 fraternidades folklóricas sólo en Virginia, entre las que destacan los caporales, tinkus, morenadas y últimamente el salay

“Presentar por ejemplo una chacarera, un huayño o una chobena y que la gente se te acerque y te diga que no puede creer que eso sea de Bolivia,  esas cosas son lindísimas y es el objetivo central del ballet que conozcan Bolivia más allá de lo que ya se conoce”, mencionó

Nogales dijo que no hubiera logrado el crecimiento del ballet, sino fuera por el apoyo de personas como Natali Arce y Óscar Aguilar, por mencionar algunos de los  nacionales que se comprometieron con el proyecto

 

esp_migrantes_2_somos_bolivia.jpg El ballet junto al secretario general de la OEA, Luis Almagro, tras una presentación.