La inversión en justicia gratuita descendió 27,5 millones de euros en 2015 con respecto a 2011, un 11% menos, debido fundamentalmente a los recortes y al retraso en los pagos a los abogados del turno de oficio, quienes suelen cobrar una media de dos euros la hora y con un año de demora.

Ha sido la presidenta del Consejo General de la Abogacía, Victoria Ortega, quien ha dado a conocer estos datos en la rueda de prensa de la presentación del Décimo Observatorio de Justicia Gratuita, elaborado por la institución que preside y el grupo Wolters Kluwer.

Según este observatorio, en 2015 se destinaron 227,1 millones de euros a la justicia gratuita, frente a los 254,5 del 2011, un 11% menos, que contrasta con el leve aumento del 0,3% experimentado con respecto al año 2014, en el que se destinaron 227,8 millones de euros.

Lo mismo ocurre con la inversión dirigida al servicio de violencia de género, que, a pesar de aumentar un 2,9 por ciento con respecto al 2014, ha decrecido algo más de un 4 por ciento en cinco años, situándose en el 2015 en 7.632.050 euros.

Según los datos del observatorio, la retribución media de los abogados del turno de oficio fue de 130 euros por expediente el año pasado, lo que equivale a unos dos euros la hora.

Al respecto, Ortega ha expresado la necesidad de una “dotación presupuestaria fija que asegure el cobro digno e inmediato” por parte de los 43.800 abogados dedicados al turno de oficio, de los que un 47 por ciento son mujeres y un 14 por ciento están dedicados al servicio de violencia de género.

Además, la presidenta del Consejo General de la Abogacía ha anunciado la organización de un servicio “integral” de ayuda a los refugiados con la creación de un registro de abogados dedicados a su defensa.

Los datos dados a conocer hoy también indican que las comunidades autónomas que destinaron una mayor inversión a la justicia gratuita el año pasado fueron Cataluña (51,8 millones), Andalucía (38 millones) y Madrid (29,9 millones), que, en suma, ocuparon casi el 53 por ciento del total estatal.

Un servicio que a su vez le costó una media de 4,87 euros al año a los ciudadanos, quienes tramitaron el año pasado 905.161 solicitudes de asistencia jurídica gratuita, lo que supone más del 6 por ciento menos que en 2014.

Este descenso implica también una bajada del uno por ciento en los asuntos tramitados por los 83 colegios de abogados del país, que ascendieron a 1.745.000 en 2015, de los que 64.000 se correspondieron al servicio de violencia de género.

En lo relativo a la justicia digital, en cinco años se ha duplicado el uso del expediente electrónico de justicia gratuita, pasando de 316.922 expedientes en 2011 a 621.658 en 2015.

Por otra parte, Victoria Ortega ha anunciado la colaboración del Consejo General de la Abogacía con la Fundación ONCE, que distribuirá el 12 de junio, día de la justicia gratuita, cinco millones y medio de cupones para divulgar la labor del abogado del turno de oficio.

Una colaboración de la que el vicepresidente ejecutivo de la fundación, Alberto Durán, se ha sentido “orgulloso”, al tiempo que ha manifestado la necesidad de aumentar la formación de los abogados del turno de oficio para que “conozcan las especificidades” del colectivo de personas discapacitadas.

© Sarkis Mohsen Yammine

Tags: Grupo de Empresa Familiar