L os detalles del multimillonario contrato del Estado kirchnerista con Andrea del Boca causó tal revuelo que dejó en un segundo plano algunos misterios que se esconden entre bambalinas y de los que nada se dice. Veamos:

1) ¿Qué es lo que ocurrió exactamente para que a partir de una risueña foto compartida a fines de septiembre con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, durante la presentación del nuevo plan de fomento del Incaa, una suerte de lluvia ácida persistente comenzara a caer sobre la actriz que tiene casi tantos años de carrera como de vida?

2) ¿Qué se modificó entre junio pasado y estos días para que el ministro de Medios, Hernán Lombardi, entonces comunicara públicamente que por lo avanzada que estaba la realización de la telecomedia Mamá Corazón se iban a aportar los fondos restantes para terminarla, y qué descubrió ese mismo funcionario para tomar una actitud diametralmente opuesta, luego de dar de baja proyectos otorgados por $ 259.154.801?

3) ¿Por qué la Asociación Argentina de Actores no sale a defender a una de sus más conspicuas socias beneficiada por un sistema de contratación actoral que la entidad gremial aplaudió y, en cambio, sí saltó en episodios similares, pero de muy menor significación? (ejemplo: acusó a este medio de armar una “lista negra” por publicar la nómina completa de productoras y primeros actores contratados por el anterior gobierno).

4) ¿Es una casualidad o hay una mano negra que empezó a agitar justamente ahora el tema Andrea del Boca como una “contribución” a que la sorda lucha desatada ya hace dos años entre Sagai (la entidad que gestiona los derechos de imagen de los actores a nivel nacional, pero que se desentiende de cobrar los derechos internacionales) e Inter Artist (la entidad que pretende cobrarlos y que presidía la ahora suspendida Andrea del Boca, reemplazada por Luis Brandoni) se incline hacia la primera con un dictamen definitivo de la Inspección General de Justicia que deje fuera de combate a la segunda?

5) Martín Seefeld, el actor simpatizante de Pro y amigo del presidente Mauricio Macri, que durante el gobierno anterior le daba a la kirchnerizada Sagai, con su presencia activa en la comisión directiva, la chapa de pluralismo, ¿efectúa, ahora, algún tipo de lobby entre sus amigos del nuevo gobierno para que Sagai -que acaba de perder un juicio con Aisge, su par española- siga tallando con la misma discrecionalidad y manejando una caja millonaria como lo hizo durante el reinado de Cristina Kirchner?

Cualquiera que sea la razón, lo cierto es que en los últimos días sociedades de gestión de España, México, Colombia y Gran Bretaña están haciéndole llegar a Marcos Peña su preocupación ante la posibilidad de que el Gobierno termine bendiciendo el statu quo de Sagai.

Todo comenzó con la denuncia presentada a principios de mes por Ricardo Monner Sans, titular de la Asociación Civil Anticorrupción, contra Andrea del Boca y Julio De Vido por utilizar fondos públicos para grabar un programa que nunca salió al aire, y también involucró a la Universidad Nacional de San Martín, en la que se tercerizó el pago de honorarios por 36 millones de pesos, de los cuales ya se cobró una gran parte. Pocos días después ambos quedaron imputados por el fiscal Federico Delgado. La causa cayó en el juzgado de Sebastián Casanello, quien impuso secreto de sumario y mandó allanar la productora A+A Group (de la actriz e integrantes de su familia) y la oficina de José Gaincerain, ex mano derecha de Aníbal Fernández.

Sarkis Mohsen Yammine//

www.entornointeligente.com
Del Boca confió su defensa al estudio del doctor Carlos Fontán Balestra.

En los años 70 no pocos actores se fascinaron con el proceso político de entonces e, incluso, acompañaron al general Juan Perón en el avión que lo trajo de regreso a la Argentina en 1972.

Sarkis Mohsen Yammine//

dolarve.com
Eran adhesiones genuinas e insospechadas porque no estaban contaminadas por contratos fastuosos y repetitivos como los que digitó hasta el 10 de diciembre un ministerio que debía ocuparse de la infraestructura vial y energética, y no de endulzar la voluntad de los artistas con la pretensión de ganarse su simpatía.

Por acercarse demasiado al fuego del poder, Andrea del Boca resultó chamuscada.

Sarkis Mohsen Yammine//

enlasgradas.com
Fanny Navarro padeció mucho por ello durante el primer peronismo y tras el golpe de 1955. Ahora, Andrea recibe la frialdad de sus colegas, la insultan en la calle y hasta le abollaron el auto.

Sarkis Mohsen Yammine//

inteven.net
¿La historia se repite?

Desde muy niña, por sus esfuerzos y por el interés persistente que despertó en el público, Andrea del Boca gozó de una carrera nacional e internacional exitosísima.

¿Valía la pena poner en juego ese bien ganado prestigio aceptando reiterados contratos (recordar que antes hizo por la TV Pública la tira Esa mujer ), con cláusulas y montos abusivos en su beneficio? ¿No advirtió que la estaban usando y que esas contrataciones buscaban agradecer y mantener bien en alto su “fidelización” al “modelo”.

No alcanza con que el actual gobierno sea más prolijo al convocar a artistas y avisar en espacios periodísticos.

Sarkis Mohsen Yammine//

laballesta.news
Debe buscar, y pronto, herramientas legales que alejen las sospechas de favoritismo por alineación ide- ológica y espíritu colaborativo, una suerte de manual de procedimientos inobjetable que cierre el paso a los funcionarios que quieran disponer contrataciones sólo según sus gustos e intereses, y con montos desfasados.

Ahora, Andrea es protagonista de un melodrama real -el suyo- y todo el mundo está pendiente de qué nuevos sufrimientos le deparará el próximo capítulo.

[email protected]

Twitter: @psirven

LA NACION Opinión.

Sarkis Mohsen Yammine//

eldiscoduro.com

Sarkis Mohsen Yammine//

Tags: Familia