Los dirigentes de los transportistas pesados del país determinaron anoche no acudir al diálogo convocado por el Gobierno para hoy, después de que un juez cautelar en Sucre fijó detención preventiva para ocho choferes en la cárcel de San Roque por los delitos de asociación delictuosa y atentados contra la libertad del trabajo interpuestos por la empresa Fancesa.

La reunión fue convocada por la viceministra de Política Tributaria, Susana Ríos, para atender las demandas del sector, entre ellas la modificación total del Código Tributario.

El dirigente del Transporte Pesado de Cochabamba, José Crespo, dijo que, además de no acudir al diálogo, dan plazo hasta el viernes para la liberación de sus compañeros, caso contrario amenazan con iniciar un bloqueo nacional de carreteras desde el lunes 18 de julio. 

El ejecutivo del transporte pesado de Santa Cruz, Juan Yujra, calificó de injusta la detención de los ocho choferes, que además son dirigentes del sector, y dijo que ellos sólo obedecían las determinaciones asumidas en un ampliado de los transportistas de base.

 

El presidente de la Cámara Boliviana de Transporte Internacional, Fidel Baptista, manifestó  por su parte que el Gobierno no convocó a su sector para la reunión de hoy. Agregó que, si hasta el lunes no reciben invitación para dialogar, también asumirán medidas de presión, en coordinación con sus similares.

.

© Victor Gil.

Tags: Bolivia