No pudo ser menos paradójica la agresión chilena. Desde 1931, cada 14 de abril el continente festeja el Día de las Américas; pues bien, justo un 14 de abril por la madrugada, Chile cerraba las compuertas para desviar casi el cien por cien de las aguas del río Lauca para regar el valle de Azapa.

Desde entonces, como ratificaran autoridades bolivianas en reciente visita al lugar del desvío, el 90% del Lauca se va a Chile, publica hoy La Razón en su suplemento de análisis Animal Político.

A lo largo de varios años antes del desvío  de 1962, Bolivia presentó al menos seis reservas, protestas, invitaciones al diálogo a Chile para tratar el tema; todo fue inútil. El suplemento le ofrece una detallada revisión de esta auténtica historia de una infamia.

Animal Político, en la parte de la entrevista, la sección Raza Política, le ofrece una provocadora reflexión sobre uno de los valores más exaltados en nuestro medio: el llamado ’emprendedurismo’, el aliento que hay a que todos seamos emprendedores en el quehacer económico, el que seamos nuestros propios patrones, que tengamos nuestra propia empresa, en fin; el tema es, dice Juan Alberto Arancibia (el entrevistado), profesor universitario chileno que enseña en México que hay cierta distorsión educativa en todo esto.

Cara y Sello no podía estar menos caliente: ya está buena la hora de debatir la crisis de la autonomía universitaria cruceña, que no se reduce a simplemente anular la reciente elección de rector.

En el suplemento también encontrará la reflexión sobre una interesante propuesta de un grupo de intelectuales varones que en un manifiesto dijeron que no asistirán a debate alguno si es que en el panel no está al menos una mujer… para la polémica.

.

© Victor Gil.

Tags: Bolivia