La Paz | 

Desde el 15 de junio a la fecha, la muerte de personas por gripe AH1N1 se incrementó en 160 por ciento. En la fecha mencionada, las víctimas fallecidas eran 13 personas y hasta ayer se conoció que la cifra llegó a 34, informó el jefe de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, Rodolfo Rocabado.

Sin embargo, el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Bolivia, Fernando Leanes, recomendó no generar “alarma” debido a los casos confirmados de la gripe AH1N1 en el país y aplicar la vacuna sólo a los grupos de riesgo, según reportó la agencia ABI.

Aclaró que si hay alarma, la demanda de vacuna aumenta y hay el riesgo que se queden sin su dosis correspondiente las personas que más la necesitan.

De acuerdo con los datos, los decesos se presentaron debido a que las personas tenían enfermedades de base y no contaban con la vacuna respectiva.

Rocabado reiteró que los sectores en riesgo que deben vacunarse son las personas mayores de 65 años; quienes padezcan una enfermedad que predisponga a complicaciones, como las enfermedades crónicas cardiovasculares, diabetes, insuficiencia renal, anemia, enfermedades pulmonares, enfermedades hepáticas crónicas; las personas en estado de inmunosupresión, como pacientes con sida o aquellos que se hayan sometido a un trasplante.

También deben vacunarse niños y adolescentes menores de 18 años con largo tratamiento con aspirina y mujeres embarazadas.

La autoridad lamentó que estas facciones de la población en riesgo no hayan acudido antes para recibir la dosis de vacuna, constituyéndose en uno de los factores determinantes para la muerte de las personas afectadas por influenza.

“Lo ideal es aplicar antes, pero estamos aplicando en etapa de epidemia. Siempre la tendencia es esa, la gente no es tan responsable y no acude cuando debería acudir”, sostuvo.

Por otra parte, el director de Epidemiología del Ministerio de Salud recomendó a la gente tomar recaudos para evitar el contagio con elementos básicos de prevención, como ser el lavado de manos, el uso de barbijo, ventilar y desinfectar los ambientes, entre otros.

 

UN FENÓMENO ESTACIONAL

La Paz | ABI

“Nuestra preocupación es que esto (la gripe) no se convierta en una alarma porque es un fenómeno estacional donde hay que cuidar mucho de la vacuna sobre todo para los grupos de riesgo que lo requieren más”, dijo ayer el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Bolivia, Fernando Leanes.

Explicó que la preocupación surgió luego de conocer que hubo una decisión en el departamento de Santa Cruz de vacunar a toda la población, lo que es innecesario.

“La recomendación de la OMS es que se aplique (la vacuna) sólo a las poblaciones de riesgo y que no se genere una alarma porque si no la demanda de la vacuna va aumentar y van a quedarse sin la vacuna las personas que más necesitan”, remarcó.

Leanes, consultado sobre si Bolivia se encuentra en la zona de alerta por los casos de gripe registrados, dijo que no es así, porque el país aplica correctamente las medidas de prevención para evitar el incremento de los casos de influenza.

“Sabemos que se trabajó bien (en prevención) porque hubo una coordinación entre el Ministerio de Salud, la Gobernación y la Alcaldía y esa medida está buena”, señaló.

 

© Victor Gil.

Tags: Bolivia, Victor Gill, Victor Gil