Los retrasos en la compra de medicinas en la Caja de Seguro Social (CSS) generan inconformidad entre la población asegurada del país.

Sin embargo, para los pacientes que padecen de enfermedades crónicas y degenerativas la situación ha llegado a un punto en que sus vidas corren peligro.

Y es que muchos se enfrentan a una condición de salud cada vez más débil, pues hay pacientes de cáncer que llevan hasta un año sin recibir sus fármacos.

Ante este escenario, las autoridades de la CSS trabajan bajo presión con la promesa de subsanar los problemas administrativos y atender las necesidades.

RIESGO

Los pacientes con mieloma, linfoma y leucemia que reciben atención en el servicio de Hematología de la Caja de Seguro Social (CSS) llevan meses en espera de medicamentos para sus tratamientos.

La situación pone en riesgo sus vidas, ya que la interrupción del tratamiento genera que la enfermedad gane terreno en el organismo.

Un ejemplo es Deily Díaz, de 52 años de edad y oriunda de la provincia de Veraguas, quien desde octubre de 2015 no recibe su tratamiento, que consiste en cuatro ampollas de bortezomib cada tres mes.

Díaz cuenta que su vida cambió cuando en octubre de 2010 fue diagnosticada con mieloma (tumor formado por células de la médula ósea) y luego, en mayo de 2011, fue sometida a un trasplante.

No obstante, el panorama con el pasar de los años se le ha complicado, debido al desabastecimiento de medicinas que enfrenta la CSS.

Así consta en una nota de certificación médica de atención, firmada por su doctor, Dimas Quiel; por el jefe de Hematología, Ricardo Aguilar; y por el subdirector médico del Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid, Galen López.

La misiva, fechada en julio de este año, indica que el mieloma ha progresado por falta de medicamento y por ello la decisión de los médicos de cambiarle el tratamiento para lenalidomida de 25 miligramos (mg) cada día por 21 días y dexametasona 40 mg los días 1, 8, 15  

y 22 de cada ciclo.

Las estadísticas del ION revelan que por año se atiende en las consultas a una población de 103 mil 870 personas, de las cuales, 83 mil 84 (80%) son pacientes de la CSS y 20 mil 786 (20%) no son asegurados.

.

© Tomás Elías González

© Tomás González Benitez

Tags: Madrid