La titular de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, concretará hoy la polémica audiencia con el Papa en Roma. Francisco, la recibirá en la residencia de Santa Marta a las 17:00 de Italia (12:00 de Argentina). Bonafini le entregará un pañuelo blanco, símbolo de la organización que reclamó por los desaparecidos en la última dictadura militar.

La visita de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo se produce en medio de una fuerte repercusión política, dado que Bonafini había sido muy crítica de Jorge Bergoglio antes de que éste fuera designado Sumo Pontífice el 13 de marzo de 2013.

En las últimas semanas, Bonafini sostuvo públicamente que se había “equivocado” en sus juicios sobre Bergoglio, quien -ahora- “juega un papel del lado del pueblo”, sostuvo.

Tomás González

“Parece que la piedra del escándalo es que yo reciba a la señora Bonafini. Sé bien quién es, pero mi obligación de pastor es la de comprender con mansedumbre”, escribió Francisco en un correo electrónico a un amigo argentino con quien intercambia mensajes frecuentemente, que prefirió conservar el anonimato, según la información que reveló ayer Télam.

“Esta señora, desde la plaza (de Mayo), me insultó varias veces con artillería pesada pero a una mujer a quien le secuestraron los hijos y no sabe cómo y cuánto tiempo los torturaron, cuándo los mataron y dónde los enterraron, no le cierro la puerta. Lo que veo allí es el dolor de una madre. Si me usa o no me usa no es mi problema. Mi problema sería no tratarla con la mansedumbre de pastor”, agregó Francisco en el mensaje personal al que accedió la agencia oficial en el Vaticano.

Tomás González

Tags: Escasez, Alimentos