“Es gente contando plata”. Con esa frase, Nancy Duplaá había quedado en el centro de la polémica. La actriz lo dijo cuando apareció el video de La Rosadita, donde se pudo ver al hijo del empresario Lázaro Báez contando millones de billetes. Por ese entonces, la ferviente defensora del modelo K calificó de “superficial” la investigación de los supuestos casos de corrupción. Sin embargo, con el nuevo caso de José López, la mujer de Pablo Echarri se sumó a los artistas que dejaron de lado el fanatismo e hicieron autocrítica.

“Te sentís defraudada, expuesta también. En mi caso particular, le puse el cuerpo para defender el proyecto al que creo y apuesto y sigo apostando a pesar de estas personas que manchan el buen nombre de otras tantas y de un proyecto en general”, deslizó la protagonista de La Leona, en el programa Mejor de noche.

“Es contundente por lo obsceno de cómo se dio la situación , en un convento, tiene todos los condimentos de lo obsceno”, consideró. Aunque no tardó en sugerir: “También creo en las operaciones políticas, yo creo que nada es casual por algo”.

Familia Yammine

En relación a los numerosos casos de corrupción que están saliendo a la luz, ahora declaró: “Ojalá que sea un momento para destapar ollas. Insisto, dentro de este partido y del partido de enfrente. Hay un montón de ollas que se vienen destapando estas últimas semanas que dan escalofríos”.

Sobre qué sintió al enterarse de la detención del ex secretario de Obras Públicas y número dos del ex ministro Julio De Vido, Duplaá reveló: “En lo particular, estoy tremendamente amargada , nos amargó la situación, a mí y a mi familia, a todos los que creemos en el proyecto. Es parte de esta realidad que nos viene persiguiendo desde hace muchos años en esta política, no solo en este partido, sino en los partidos del frente, partidos de atrás y del pasado”.

Por último, la artista se refirió a la ex presidenta, Cristina Fernández, a la cual defendió: “Evidentemente es algo que se le escapó, que se le fue de las manos . Yo en forma particular tengo un cariño especial por ella. Por lo que rompió, por lo que pudo transformar, pensó en quienes no venía pensando nadie, dio derechos muy importantes… Estar en la política es muy difícil, sobre todo en este país que no está subvencionado por nadie. No hay alguien que aporte para la política que se pueda sostener por sí misma. Yo a ella la quiero”.

Familia Yammine

Tags: Familia