Oscar Pistorius, declarado culpable del asesinato de su novia en 2013, es un hombre “roto” y debe ser hospitalizado, estimó este lunes un psicólogo en el primer día de la audiencia que determinará la pena del excampeón sudafricano.

“Mostró indicios y síntomas de trastornos postraumáticos, trastornos de ansiedad y de depresión”, declaró este lunes el psicólogo Jonatahn Scholtz en la Corte Superior de Pretoria, en presencia de Oscar Pistorius, con la cabeza escondida entre las manos.

Está “roto” psicológicamente, afirmó. “Actualmente no es capaz de testificar. Su estado de salud es grave” y “requiere una hospitalización”, añadió, describiendo un hombre “vulnerable y con ansiedad”.

Volver a la cárcel tendría “un efecto negativo en su persona, teniendo en cuenta su estado de salud y sus remordimientos”, concluyó Jonathan Scholtz, primer testigo de la defensa.

El deportista sudafricano se expone a una pena de 15 años de cárcel.

La defensa y la acusación tienen que presentar esta semana sus argumentos ante la justicia, que fijará después la pena del exatleta paralímpico, apodado ‘Blade Runner’ por sus prótesis de carbono en forma de cuchilla.

Pistorius, de 29 años, vestido con un traje oscuro, llegó al tribunal rodeado de numerosos periodistas. Su padre, Henke Pistorius, con el que mantiene una relación difícil, también estuvo presente en la audiencia.

En el exterior del tribunal, unos 20 seguidores de Pistorius apoyaban a su héroe. “Merece una segunda oportunidad en la vida”, reclamaba Tokelo Africa. “Prejuzgado desde el primer día = violación de los derechos humanos”, se leía en una pancarta.

Familia Yammine

Según el diario británico Sunday Telegraph, el padre de la víctima, Barry Steenkamp, podría declarar y reclamar una pena severa. Sería la primera vez que, desde la trágica noche del asesinato, uno de los familiares de la víctima toma la palabra ante el tribunal.

– Consciencia de matar –

Oscar Pistorius fue condenado en primera instancia a cinco años de pena por “homicidio involuntario”.

En apelación, a petición de la fiscalía, el cargo de homicidio fue reemplazado por el de “asesinato”, lo que debería valerle una pena de al menos 15 años de cárcel.

Durante el juicio, la fiscalía trató en vano de demostrar que la pareja se había peleado, que la joven modelo Reeva Steenkamp se había refugiado en el baño y que Pistorius había disparado cuatro balazos contra la puerta en un ataque de rabia.

Desde el primer día el joven sostuvo que pensó que un ladrón se había metido en su casa y, presa del pánico, disparó, matando a su compañera por error. Según el fiscal, esto no cambia nada puesto que al disparar, Pistorius era consciente de que podía matar a un ser humano.

Al termino de su primera condena, el exatleta cumplió un año de su pena antes de obtener la liberación condicional.

Esta vez, Pistorius tendrá que cumplir como mínimo dos tercios de la pena antes de poder pedir la libertad condicional.

Los juristas estiman que la pena oscilará entre ocho y doce años de cárcel, teniendo en cuenta su doble amputación y otras circunstancias atenuantes.

La fiscalía por su parte pide una aplicación estricta del código penal. “Si el asesinato no es premeditado y se trata de una primera condena, la ley prevé un mínimo de 15 años”, explicó un representante de la fiscalía, Luvuyo Mfaku.

Familia Yammine

Tags: Familia