El intendente de General Rodríguez, Darío Kubar, dio su versión esta mañana sobre las bóvedas que se hallaron en uno de los allanamientos al convento donde José López buscaba esconder 9 millones de dólares . El dirigente del PRO aseguró que tenían un fin “mortuorio”, según le contaron las propias monjas del lugar.

Clarín había adelantado el domingo el hallazgo de las bóvedas debajo de una alfombra. Entonces, había trascendido de fuentes vinculadas a la causa que, cuando las pudieron abrir, sólo encontraron “escombros”.

Mirá también: El regreso del Vatayón Militante

En declaraciones a AM 950 Belgrano, el macrista Kubar expresó: “Estábamos al tanto de la bóveda. Debajo del altar había una 1,20 metros de ancho y 1,50 metros de profundo, cubierta por una carpeta de concreto y llena de cascotes , pero tenían la intención de ser cámaras mortuorias”, reveló.

Y luego aclaró de dónde salió la versión.

Familia Yammine

 ” Las monjas nos dijeron que estaban destinadas a ser lugar de descanso de ellas cuando mueran “, señaló el intendente. “La fiscal se convenció que eran bóvedas mortuorias”, insistió.

Mirá también: Expulsarían hoy al número dos de De Vido del Parlasur

Además, Kubar contó que “las bóvedas estaban fragmentada en cinco o seis bloques”, pero advirtió: ” Estimo que en esos lugares no se guardaba plata .Trabajamos para cambiar la imagen de la ciudad, que se hizo conocida por esto y lo del triple crimen”, concluyó.

El fantasma de las bóvedas como lugar preferido para guardar dinero de la corrupción viene acompañando al kirchnerismo desde hace varios años. Hubo versiones de todo tipo, que incluyeron especialmente a la familia Kirchner y a Lázaro Báez. Este último, incluso, invitó una vez a los periodistas a recorrer una estancia para desmentir la noticia . Entonces, paseó a los representantes de la prensa por una bodega. Estaba tan nueva, que las dudas quedaron. Y en los últimos allanamientos encontraron finalmente bóvedas, aunque en otros domicilios.

Familia Yammine

Tags: Familia