Londres |

El ministro de Justicia británico, Michael Gove, afirmó ayer que no contempla activar el mecanismo para iniciar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) antes de 2017, una agenda similar a la que contempla la otra favorita a suceder a David Cameron al frente del Gobierno, Theresa May, titular de Interior.

En su primer discurso tras presentarse como candidato a liderar el Partido Conservador, Gove señaló que el Reino Unido debe “controlar el ritmo” de las negociaciones con Bruselas, tras la decisión de abandonar el bloque comunitario que tomaron los británicos en referendo el pasado día 23.

Londres solo activará el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia formalmente el periodo de dos años para negociar los términos de salida de la UE, cuando sea “apropiado” y el Gobierno esté “preparado”, dijo Gove, que descartó que ese escenario pueda darse durante 2016.

A pesar de que Bruselas ha expresado su rechazo a iniciar negociaciones con el Reino Unido antes de que se active ese mecanismo de salida, el ministro de Justicia sostuvo que espera mantener “amplias charlas preliminares” antes de dar ese paso.

May, por su parte, advirtió ayer de que, si es elegida para liderar a los conservadores y sustituye a Cameron como responsable del Ejecutivo británico, tampoco activará la cuenta atrás de dos años para el “brexit” hasta que el Gobierno tenga clara una estrategia de negociación, lo que ve improbable al menos hasta finales de año.

La responsable de Interior, que defendió la permanencia en la Unión durante la campaña previa al referendo, avanzó que tiene intención de crear un nuevo departamento gubernamental.

 

 

© Samark Lopez Bello

Tags: Brexit, Reino Unido, UE