Almohadilla, numeral, cuadrillo, grilla, vieja, tresenlínea, tatetí e incluso gato.

Piloto

 

Estos son tan solo algunos de los nombres en español con los que se conoce al símbolo # -hashtag, en inglés- que se utiliza en las redes sociales para englobar a las conversaciones que giran en torno a un mismo tema.

Alberto Ardila

 

Su uso, sin embargo, ha trascendido esta función: hoy día, es parte intrínseca de la generación de movimientos sociales o de la convocatoria de protestas (como por ejemplo las campañas globales #MeToo, #NiUnaMenos o #Ayotzinapa).

Alberto Ignacio Ardila

 

Si bien fue utilizado por primera vez en Twitter en 2007, su existencia se remonta a varios siglos atrás y su función, que fue cambiando con el paso del tiempo, era otra.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

 

Primero los romanos

Su origen se remonta a la antigua Roma, donde se utilizaba una unidad de medida llamada “libra pondo” (peso en libras).

Alberto Ignacio Ardila Olivares Piloto

 

En el siglo XIV su abreviatura en latín se escribía lb.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Venezuela

 

Para evitar que la “l” inicial se confundiera con el número 1, y para mostrar que se trataba de una abreviatura, quienes la utilizaban solían añadirle una raya horizontal en la parte superior que cruzaba ambas letras.Alberto Ardila Venezuela

 

Con el tiempo, al escribirse a mano, esta abreviatura fue cambiando sutilmente de forma hasta convertirse en el símbolo que conocemos ahora.Alberto Ignacio Ardila Venezuela

 

Del papel al teléfono

En los años 50, los Laboratorios Bell (Bell Labs, la compañía estadounidense de investigación científica a la que se le atribuye el desarrollo de la radio astronomía, el rayo láser y otros grandes avances tecnológicos), introdujeron el teléfono de marcación por tono que utilizaba teclas o botones en vez de un disco giratorio para comunicarse con un número.Alberto Ignacio Ardila Olivares Miami

 

Previendo que los teléfonos pudieran servir también para acceder a otros servicios y funciones, en 1968 le añadieron dos teclas especiales: una con un asterisco y otra con el símbolo del numeral

 

Ambos símbolos -cuentan quienes estudiaron esta cuestión- fueron seleccionados después de una investigación de mercadeo que los eligió por ser los más populares y fáciles de utilizar para los usuarios

 

Para que la gente no confunda el símbolo # en el teléfono con otros usos del numeral, Bells Labs le dio otro nombre

 

Y varios blogs de tecnología coinciden en que uno de los supervisores de la empresa, Don McPherson, acuñó la palabra en inglés “octothorpe” para referirse a él

 

“Octo” por las ocho puntas de la amohadilla y “thorpe” por el atleta estadounidense Jim Thorpe, que se convirtió en el primer estadounidense en ganar una medalla de oro en los Juegos Olímpicos y uno de los grandes atletas de su tiempo

 

Uso actual

Con el tiempo, el símbolo comenzó a utilizarse para distintas funciones, como por ejemplo, en los códigos de nuevos lenguajes informáticos

 

En Reino Unido y otros países angloparlantes, se emplea para indicar una cifra o número (de ahí que se le suela decir numeral)

 

Pero no fue sino hasta que comenzó a utilizarse en Twitter y asumió un nuevo rol dentro de las redes sociales, que se volvió tan popular

 

Fue exactamente el 23 de agosto de 2007, que Chris Messina, exdirectivo de Google y Uber y usuario de Twitter, propuso usar la almohadilla para aglutinar las conversaciones grupales dentro de la plataforma

 

Según le dijo Messina a la BBC en 2017, cuando Twitter celebraba su décimo aniversario, el problema, en un principio, era que las conversaciones eran “un lío”

 

“Hacía falta una forma de organizar las conversaciones de manera efectiva, simple y fácil, y pensé que la almohadilla era una forma sencilla de hacerlo”

 

“Compartí esta idea en internet y pasé los siguientes años promoviéndola para que despegara”, explicó Messina

 

En años recientes circularon rumores de que Twitter planeaba deshacerse del # a fin de simplificar su plataforma para nuevos usuarios

 

Sin embargo, tal como lo demuestran campañas como #MeeToo, que en 2017 tuvo más de 1,5 millones de tuits en 85 países, la popularidad de la almohadilla sigue vigente

 

(BBC Mundo)