Un reciente ataque de tigre ocurrido en un zoológico de Beijing, capital de China, generó discusiones sobre la administración de los zoológicos.

El ataque, ocurrido el 23 de julio en el Zoológico Badaling en el distrito de Yanqing, fue captado por la Televisión Central de China (CCTV, por sus siglas en inglés).

Las imágenes, tomadas dentro del terreno cercado de los animales silvestres, mostraron a una mujer que sale de un auto para dirigirse al lado del conductor.

Después, un hombre baja para hablar con la mujer. Mientras están hablando, un tigre se abalanza sobre la mujer y la arrastra. Otra pasajera que más tarde se confirmó que era la madre de la primera mujer, fue atacada por otro tigre cuando intentaba salvar a la joven.

La madre murió y la hija resultó seriamente lesionada.

El ataque generó una acalorada discusión en línea.

Algunos cibernautas argumentaron que el zoológico no es responsable del accidente porque todos los visitantes son informados de los riesgos y deben firmar un acuerdo con el zoológico para permanecer en su vehículo.

“El zoológico les advirtió del peligro, pero ignoraron las medidas de seguridad”, dijo el usuario “xsw98750” en Sina Weibo, una página de Internet de China similar a Twitter.

Zhu Wei, un experto en temas legales de la Universidad de Ciencias Políticas y Derecho de China, compartió este punto de vista. Zhu dijo que la turista salió del auto sabiendo el riesgo que corría. El zoológico no debe ser responsabilizado.

Sin embargo, otras personas fueron de la opinión de que el zoológico debe asumir la responsabilidad.

“No se debería permitir a los autos privados circular por el zoológico. Se supone que los zoológicos deben tener sus propios vehículos para que los turistas vean los animales, en particular esas bestias feroces”, indicó el usuario de Weibo “A_Tianli”.

En realidad, los recorridos con vehículos particulares se permiten en muchos zoológicos de todo el mundo.

© Francisco Velásquez

www.google.co.ve
Muchos parques naturales y zoológicos tienen reglas estrictas para las personas que llevan su propio vehículo en territorio de animales silvestres.

En Kenia, las reservas naturales permiten a los turistas conducir sus propios vehículos.

© Francisco Velásquez

dolarve.com
Sin embargo, si los turistas llevan sus autos hacia áreas prohibidas, enfrentan castigos como el quedar proscritos en la reserva, dijo Paul Udoto, un funcionario del Servicio de Vida Silvestre de Kenia.

A pesar de las reglas estrictas, en los últimos años han ocurrido muchos ataques de animales en el mundo.

Feng Limin, experto de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, dijo que los animales tienden a evitar a las personas en estado silvestre, pero que los que están en cautiverio tienen más probabilidades de atacar.

“Los zoológicos deben asegurarse de que haya una distancia segura entre los turistas y las bestias y deben hacer todo lo que puedan para evitar que los animales sean estimulados en exceso”, añadió.

Es mejor que los zoológicos organicen y manejen vehículos para visitas guiadas o que levanten vallas entre las vías principales y los hábitats de los animales, dijo Feng, quien añadió que se debe concientizar más de los peligros a los turistas.

De hecho, la Asociación de Conservación de la Vida Silvestre de China elaboró en 2005 un estándar de seguridad en safaris en zoológicos que detalla la construcción de infraestructura y las normas para garantizar la seguridad.

Sin embargo, el estándar, firmado por muchos zoológicos como una convención industrial, no es legalmente vinculante y no ha sido implementado por completo por muchos zoológicos privados.

Feng indicó que los departamentos del gobierno deben mejorar su supervisión de los zoológicos para evitar ataques similares en el futuro.

© Francisco Velásquez

www.entornointeligente.com

.

© Francisco Velásquez

Tags: Twitter, Redes Sociales