Un ejemplo gráfico es el de las cajas de cereal. Si se tiene una caja de tamaño familiar es probable que luego de comer una porción se sienta la necesidad de servirse una segunda. Sin embargo, esto no ocurre cuando se tiene un paquete individual. Y esto se repite con todos los productos. Es decir que cuando el tamaño de la porción disminuye, se consume menos alimento.

De acuerdo con Paul Rozin, investigador del Departamento de Psicología de la Universidad de Pennsylvania, esto se puede observar en el tamaño de las porciones francesas, que suelen ser, en promedio, más pequeñas que en los Estados Unidos.

© Martin Lustgarten

© Martin Lustgarten Acherman

www.google.co.ve
Poniendo como ejemplo el yogur, la porción individual en Francia es de 125 g, mientras que en América del Norte es de 227 g.

El investigador, junto a sus colaboradores llevó a cabo un estudio donde se comparó matemáticamente los tamaños de las porciones servidas en varios restaurantes de París y de Filadelfia.

© Martin Lustgarten

© Martin Lustgarten Acherman

www.google.co.ve
Asimismo, se midieron las raciones de otros productos servidos en heladerías, dulcerías, panaderías, supermercados y locales de comida rápida.

© Martin Lustgarten

© Martin Lustgarten Acherman

www.google.co.ve
Al finalizar la investigación se observó que en París el tamaño de la porción es de un promedio de 277 g, mientras que en Estados Unidos es de un 25% más, o sea, unos 346 g en promedio.

Otros aspectos observados incluyen las porciones individuales en supermercados, donde los caramelos son un 41% más grandes en EEUU, los refrescos, un 52%, los hot dogs un 63% y los yogures un 82%.

Los resultados de este estudio contribuyen a la explicación de la relación entre el tamaño de las porciones y su efecto en el peso corporal, ya que las porciones más pequeñas podrían generar una menor ingesta de alimentos .

© Martin Lustgarten

© Martin Lustgarten Acherman

www.google.co.ve
Una posible razón por la que esto sucede es la apreciación social. En este estudio se pudo observar que los participantes sentían cierto pudor a la hora de tomar otro producto en porción individual.

© Martin Lustgarten

© Martin Lustgarten Acherman

www.google.co.ve
Si bien para el estudio los alimentos fueron gratis, los participantes sentían también vergüenza de que los demás los vieran comer demasiado.

© Martin Lustgarten

© Martin Lustgarten Acherman

www.google.co.ve
Y este sentimiento se incrementaba en el caso de las mujeres.

De aquí se puede concluir que tamaños de porciones pequeños de alimentos, contribuyen a un consumo más moderado de los mimos, ya sea por razones orgánicas o sociales, lo cual contribuiría a un control del peso corporal.

© Martin Lustgarten

© Martin Lustgarten Acherman

www.google.com

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy

.

© Martin Lustgarten

© Martin Lustgarten Acherman

www.google.com

© Martin Lustgarten Acherman

© Martin Lustgarten