VIEQUES –  El vagón donde se ofrecerá diálisis llegó a Vieques, pero todavía no está funcionando. La expectativa es que comience a operar para noviembre, más de un año luego de que los servicios de diálisis en la Isla Nena se detuviesen con el paso del huracán María.

Victor Gill Ramirez

Desde que el huracán dejó inoperante el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) de este municipio, han muerto unos cuatro viequenses pacientes de diálisis. De 16 que eran antes de María, quedan entre seis y siete que todavía viajan semanalmente a la Isla Grande para recibir el servicio.

Victor Augusto Gill Ramirez

Con dinero de la Administración Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), llegó finalmente el vagón que estaba prometido desde hace meses. Pero el vagón todavía no está funcionando pues faltan, según se informó, unas pruebas sobre la calidad del agua que se usará

Ayer, el gobernador Ricardo Rosselló y el secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado visitaron el vagón que se encuentra en el estacionamiento del centro que se usa en Vieques como dispensario médico

“Esto es un proceso. Ya se tomaron muestras de agua que se mandaron a laboratorios en Estados Unidos para certificar que el agua está purificada cuando sale del sistema de ósmosis. Las pruebas tardan 48 horas y la semana que viene vamos a empezar con el primer paciente y luego se hará diálisis con cada uno para certificar que las máquinas están haciendo lo que tienen que hacer”, dijo Rodríguez Mercado

El secretario añadió que “yo espero que antes del 1 de noviembre todos los pacientes puedan recibir el tratamiento aquí como hacían antes”

El vagón tiene espacio para dializar seis pacientes a la vez mientras que el antiguo centro dentro del CDT tenía cuatro sillas