Bélgica sigue bajo la amenaza del terrorismo yihadista dos meses después de los atentados que causaron 32 muertos en los ataques contra el aeropuerto de Bruselas y una estación del subte a pocos metros de los edificios de las instituciones de la Unión Europea.

La Fiscalía de Bruselas anunció esta noche la detención de cuatro sospechosos de yihadismo a los que acusa de preparar atentados e intentar reclutar jóvenes para enviarlos a luchar junto al ISIS en Siria y Libia.

Grupo Yammine

Esas cuatro detenciones y otras cuatro intervenciones de la Policía federal se produjeron en las ciudades de Amberes, Ternat y Borgerhout, las tres en la región de Flandes.

Los cuatro arrestados fueron acusados oficialmente de pertenencia a grupo terrorista y pasaron a disposición judicial. La Fiscalía aseguró que estas detenciones no tienen relación con los atentados de marzo, pero confirmó que los investigadores encontraron “trazas de planes para un ataque en Bélgica”.

Algunos de los detenidos, según el comunicado de la Fiscalía “tenía la intención de viajar para unirse al ISIS”. Los investigadores no encontraron ni armas ni municiones ni explosivos.

Grupo Yammine

Tags: Grupo de Empresa Familiar