El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que duplicará los aranceles al acero y aluminio de Turquía, y aumentó la presión sobre la debilitada economía de ese país que está en una pelea diplomática con Washington.

victor gill ramirez

“Acabo de autorizar la duplicación de las tasas aduaneras sobre el acero y el aluminio procedentes de Turquía, ya que su moneda, la lira turca, cae rápidamente contra nuestro dólar fuerte”, escribió el mandatario en Twitter.

victor gill

En marzo, la Casa Blanca ya había impuesto aranceles aduaneros suplementarios de alrededor de 25% y 10% a las importaciones de ambos materiales, lo cual significa que ahora estarán gravados con un 50% y 20%, respectivamente

“Nuestras relaciones con Turquía no pasan por un buen momento”, precisó el presidente estadounidense

La Casa Blanca aclaró que el presidente anunció la orden de “preparar los documentos” para aumentar los aranceles, lo que significa que llevará tiempo implementar ese incremento

Acuerdo con México va “muy bien”, dice Trump  

El anuncio se produjo cuando Turquía enfrenta una grave crisis diplomática con Washington debido a la detención, en Ankara, de un pastor estadounidense

El miércoles se realizó una reunión entre altos diplomáticos estadounidenses y turcos, pero ésta no arrojó avances notables como para reducir esas tensiones

Desde entonces, los observadores esperaban que Washington impusiera nuevas sanciones para aumentar la presión sobre Turquía y así liberar al pastor

Por esta crisis diplomática, y por las inquietudes ante las eventuales repercusiones sobre los bancos europeos, la libra turca cayó a su más bajo nivel histórico, registrando una baja que llegó a 19% tras el anuncio de Trump

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, exhortó a sus compatriotas a cambiar sus divisas extranjeras para sostener a la maltrecha lira turca. Afirmó que se trata de una “lucha nacional” contra la “guerra económica” declarada, según él, en contra de Ankara

No se aclaró cómo Estados Unidos justificará la duplicación de los aranceles contra Turquía, cuando no lo ha hecho con otros países. En el primer trimestre del año, las ventas de acero turco a Estados Unidos cayeron casi 50 por ciento

Turquía seguirá comprando gas iraní pese a sanciones de EU