La ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, le hizo un llamado a los migrantes que se encuentran en albergues en Turbo, Antioquia, para que accedan a la deportación voluntaria dentro de un plazo de 3 a 10 días, para que no sea la Fiscalía General de la Nación quien determine su situación.

Según confirmó la Cancillería, se han registrado cerca de 84 solicitudes de deportaciones voluntarias, que ha dispuesto dos destinos para esto: sus ciudades de origen o Ecuador, país del que llegaron inicialmente como ruta para los Estados Unidos.

“Colombia no es ni la causa ni el problema de la migración en Turbo. Los migrantes no quieren a Colombia como un país para vivir ni para solicitar refugio, lo que están es utilizando al país como puerta de entrada para llegar a Estados Unidos”, aseguró María Ángela Holguín.

Por eso, fue enfática en asegurar que Colombia no facilitará ningún avión con destino a México, porque el gobierno de este país no desea recibirlos y porque una decisión de este tipo lo único que originaría es aumentar el tráfico como paso para llegar al país norteamericano.

La funcionaria, entonces, explicó que se le solicitó a la Fiscalía General de la Nación “que nos ayude con este trafico de personas, porque estas son mafias, como se dan en cualquier delito”. Sin embargo, recalcó que las personas podrán salir voluntaria mente del país.

La canciller aseguró que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ACNUR se pronunció sobre el tema al manifestar que se han encontrado personas que estén en ?necesidad de protección internacional”, ya que ellos están hay por su propia voluntad.

Holguín reiteró que se han respetado los derechos de los refugiados de turbo y espera que se solucione esta situación sin el uso de la fuerza.

 

.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

eldiscoduro.com

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Tags: Estados Unidos