Con el juego entre el Guizhou Zhicheng y el Liaoning FC,. en el  Giiyang Olympic Sports Center, arrancó este viernes la SuperLiga china de fútbol, centro de la atención mundial por las inversiones de los clubes en la adquisición de estrellas de otros torneos.

Menos de una veintena de personas presenció el empate a uno entre el recién ascendido Guizhou, equipo donde juega el croata Nikica Jelavic  y el Liaoning. De hecho el exdelantero del Hull City marcó el tanto de su equipo. La escasa presencia de aficionados se debió a la medida de la Federación China de Fútbol de vetar un partido a cada uno de los estadios, luego de que en la última jornada de la temporada pasada los terrenos se vieron inundados por los aficionados y los clubes no pudieron controlarlo por lo que hubo sobre cupo en los recintos. 

>> Venezuela, Colombia y Brasil avanzan al hexagonal del Sub 17

El campeonato, donde reina el Evergrande de Cantón desde 2011, espera ofrecer un mejor y más disputado espectáculo para mejorar las audiencias, llenar más los estadios para responder a las inversiones destinadas a traer al país a figuras de otras naciones e incentivar más el seguimiento a este deporte en la nación asiática.

El Evergrande, que sigue entrenado por Luiz Felipe Scolari, vuelve a tener la plantilla más potente, comandada por el mediocentro brasileño Paulinho, quien, aunque no cumplió con las expectativas en el Tottenham inglés, se resarció coronándose como uno de los mejores jugadores de la liga china y volvió a la selección brasileña.

Extranjeros de la Liga China pic.twitter.com/M9C8jhKYQX

— Futbol Europa (@Futbol_Europa) March 3, 2017 En el ataque, sus compatriotas Alan y Ricardo Goulart tratarán de reeditar la temporada 2016, en la que anotaron 14 y 19 goles respectivamente y superaron a un Jackson Martínez que solo hizo cuatro dianas y se cayó de la convocatoria para la Champions asiática.

Parte del mérito del Evergrande es haber construido una plantilla con los mejores jugadores locales, como el veterano centrocampista Zheng Zhi, algo que les beneficiará aún más este año tras la reducción a tres del número de extranjeros que pueden alinear los clubes al mismo tiempo.

Si bien históricos como el Beijing Guoan o el Shanghai Shenhua no renunciarán a soñar, el gran aspirante este año será el Shanghai SIPG.

El equipo ya quedó tercero el año pasado y amenaza con dos ‘killers’ como Hulk y Elkeson, que se pueden entender muy bien con un jugón como Oscar, el jugador más caro de la historia del fútbol chino (70,4 millones de euros).

Además, el club dirigido por el portugués André Villas-Boas posee buenos jugadores como el uzbeco Ahmedov, que llevará la manija, o Wu Lei, uno de los mejores jugadores ofensivos chinos, para ayudar a los delanteros brasileños.

>> Muere Raymond Kopa, leyenda del Real Madrid en los ’50

El vigente subcampeón, Jiangsu Suning, seguirá confiando en el mediapunta brasileño Alex Teixeira, quien junto a Ramires y al colombiano Roger Martínez formará la columna vertebral de un equipo que volverá a plantarle cara al todopoderoso Evergrande.

La terna de aspirantes se completa con el Hebei China Fortune del ‘Ingeniero’ Manuel Pellegrini, que añadió al talentoso Hernanes a su plantilla para surtir de balones a Lavezzi y Aloísio, los encargados de golear.

© Martin Lustgarten

© Martin Lustgarten Acherman

www.google.co.ve
Les guardará la espalda el camerunés M’Bia, un viejo conocido de la afición sevillista.

El Hebei es uno de los que más apostó por jugadores nacionales como el exrayista Zhang Chengdong, al que convirtieron en el futbolista chino más caro tras pagar la cifra récord de 20,4 millones de euros.

También promete dar guerra el recién ascendido Tianjin Quanjian, entrenado por Fabio Cannavaro.

© Martin Lustgarten

© Martin Lustgarten Acherman

www.google.co.ve
Su dueño prometió traer un delantero del nivel de Diego Costa, pero finalmente llegó Alexandre Pato, un fichaje que extrañó a muchos tras haber vuelto a Europa con el Villarreal.

Ya que no vuelve él fútbol argentino vamos a mirar la liga de china…

— Fernando Vallejoz (@VallejozFer12) March 4, 2017 Junto a Sun Ke, Geuvânio y al belga Witsel, que dejó pasar el tren de la Juventus para subirse al del Quanjian, este equipo podría ser el ‘tapado’ de la temporada a expensas de lo que hagan el Guangzhou R&F y su estrella, el israelí Zahavi.

El desastroso inicio de temporada del Shanghai Shenhua plantea dudas: eliminados en la previa de la Champions asiática y con el nuevo técnico, Gustavo Poyet, discutido antes incluso del arranque liguero.

Algunas informaciones afirman que el gran fichaje del mercado, Carlos ‘Apache’ Tévez, al que pagan unos 38,3 millones de euros anuales, no está contento en China y podría marcharse de un equipo en el que brillan Gio Moreno y el ex del Levante Obafemi Martins, además de un Fredy Guarín del que se espera más.

Otros equipos a tener en cuenta son el Beijing Guoan, entrenado por el gaditano José González, que sumó al goleador español Jonathan Soriano al turco Yilmaz y a los mediocampistas brasileños Renato Augusto y Ralf; o el Tianjin Teda, que ha reforzado su centro del campo con buenos futbolistas como Obi Mikel (Chelsea) o Gudelj (Ajax).

Entre los clubes que deberán mejorar sus registros este año destaca el Shandong Luneng, que coqueteó con el descenso la pasada temporada y querrá resarcirse.

© Martin Lustgarten

© Martin Lustgarten Acherman

www.google.co.ve
Cuenta con jugadores para ello, como el central brasileño Gil o la mortífera dupla atacante formada por Papiss Cissé y Graziano Pellè.

El campeonato, que terminará en noviembre, promete más emoción que nunca en un país que está apostando muy fuerte por su fútbol.

© Martin Lustgarten

© Martin Lustgarten Acherman

www.google.co.ve
El pasado año, a instancias del presidente Xi Jinping, se presentó un plan de diez años para hacer de China una potencia del fútbol.

© Martin Lustgarten

© Martin Lustgarten Acherman

www.google.co.ve
En los próximos 10 años se abrirán 50.000 escuelas de este deporte para formar a 50 millones de jugadores.

En este liga, los equipos mantienen los cupos de cinco extranjeros en el plantel, pero sin etiquetas de nacionalidad.

© Martin Lustgarten

© Martin Lustgarten Acherman

www.google.co.ve
De esos cinco, sólo tres pueden ser convocados a un partido y tener minutos. Deben convocar, como mínimo, a dos jugadores Sub 23 por juego, con uno de ellos obligatoriamente como titular, y el arquero debe ser chino.

 

.

© Martin Lustgarten

© Martin Lustgarten Acherman

www.google.com

© Martin Lustgarten Acherman

© Martin Lustgarten