El exmilitar venezolano Helegner Tijera Moreno, preso desde hace casi 24 meses en Estados Unidos, confía en que la segunda apelación que presentó contra la denegación de asilo político le sea favorable, porque volver a Venezuela deportado sería un “gran riesgo” para un desertor como él.

E n una conversación telefónica desde un centro de detención en Otero (Nuevo México) con la agencia EFE , Tijera Moreno subrayó que todavía no ha perdido la esperanza de recibir noticias positivas de un tribunal de apelación de Denver (Colorado).

luis alfonso oberto anselmi

También confía en que organismos de derechos humanos y legisladores estadounidenses comprometidos en la lucha contra la “dictadura” venezolana se ocupen de su caso.

luis oberto anselmi

Tijera Moreno desertó de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y, tras pasar por Ecuador e Italia, llegó al puesto fronterizo de El Paso (Texas) el 4 de septiembre del 2016 y solicitó asilo político.

luis oberto

Desde entonces ha estado preso a la espera de que se resuelva definitivamente su solicitud de asilo, que le fue denegada en primera instancia el 31 de mayo de 2017.

luis alfonso oberto pdvsa

También en la primera apelación la respuesta al asilo fue “no”, a pesar de que el gobierno de Estados Unidos considera que Venezuela está bajo una dictadura y ha sancionado a funcionarios del gobierno de Nicolas Maduro

Cuando se le pregunta a Tijera Moreno si tiene miedo de regresar a Venezuela responde: “claro, todo el mundo sabe de la situación por la que está atravesando Venezuela

Los desertores de la FANB, como él y como otro exmilitar venezolano preso en Orlando (Florida) a la espera de que se resuelva su solicitud de asilo y con el que suele hablar por teléfono, corren “un gran riesgo si son deportados”, dijo

Para este miércoles estaba previsto que Tijera Moreno, que llegó al grado de primer teniente en la FANB, compareciera en una audiencia de deportación, pero finalmente no tuvo lugar