Si una ventaja tiene la pista del Aeropuerto Internacional Rafael Núñez de Cartagena, es la longitud. Es mucho más larga (2.500 metros) que la de Bogotá, Medellín y Cali. Además tiene a favor la temperatura, la pendiente y la altura sobre el nivel del mar.

Y fue precisamente la longitud que tiene, lo que no permitió que se afectaran en gran manera las operaciones en la terminal aérea el pasado 12 de agosto cuando un avión reportó unos baches. Ese día, un viernes a las 12 del mediodía, en plena hora pico, cuando más aterrizan y despegan aviones, tuvo que cerrarse el aeropuerto por cerca de 3 horas.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

demasiadochevere.com
Se cancelaron dos vuelos y se reubicaron unos diez. (Lea también: Reanudan operaciones en el Aeropuerto Internacional Rafael Núñez).

Fue necesario recortar la longitud de la pista, unos 200 metros, quedando unos 2.300 metros para que los aviones despegaran, mientras se reparaban los baches.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

economiavenezuela.com
Pero aún quedaba espacio suficiente, pues el 90% de la operación despega con 1.800 metros.

El recorte de la longitud era necesario, y no era para menos.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

dolarve.com
Según Alcides Morales Torrente, Gerente Técnico Operativo de la Sociedad Aeroportuaria de la Costa (Sacsa), empresa encargada de administrar el aeropuerto desde hace 20 años, en 900 metros de la pista la capa asfáltica de unos 15 centímetros de profundidad ya estaba desgastada.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

dolarve.com
Así lo revelaron unos estudios que hizo la empresa española Ineco, experta en ingeniería y consultoría de sistemas de transporte.

“Estos estudios los veníamos realizando desde hace ocho meses aproximadamente a lo largo de la pista.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

www.entornointeligente.com
Hicimos unas perforaciones y medidas (apiques) para analizar todas las capas de las que está compuesta la pista.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

noticias-venezuela.com
Queríamos determinar qué estaba pasando, y encontramos que en zonas puntuales de la pista hay capas inferiores desgastadas.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Coordinamos unos tiempos de cierre con la Aeronáutica Civil y con las aerolíneas para afectar lo menos posible las operaciones”, señaló Morales.

Debido a esto, el 25 de agosto la Aeronáutica dio la orden de notan (no tráfico de aviones) desde la 1 a.m.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

hasta las 5:30 a.m. Desde esa fecha no hay operaciones comerciales en ese horario. (Lea también: Aeropuerto Rafael Núñez tendrá cierres por más de 4 horas durante un mes).

¿Qué se va a hacer?

Diego Álvarez Hernández, gerente Técnico de la Constructora Montecarlo Vías S.A.S, explicó que el desprendimiento de las capas de asfalto se presenta en el 50% de la pista y que para corregir las fallas estructurales se dividirá en tres franjas.

“Los 45 metros de toda la pista se van a dividir en 3 franjas de 15 metros.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Vamos a fresar (remover con un equipo rápido) 15 centímetros de la franja central y se va a reemplazar todo lo que se frese con mezcla P401.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Luego en los 15 metros laterales, se van a fresar únicamente 4 centímetros para que la capa quede uniforme y homogénea”, anotó.

La mezcla P401, una mezcla especial para plataformas y pistas, es la que ordena la norma internacional que se aplique en todos los aeropuertos.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Los agregados que contiene son de óptima calidad, el asfalto con el que se pega tiene resistencia a la humedad (de altos módulos) y además tiene adición de cemento.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

En total se intervendrán 900 metros lineales, en sentido norte-sur, es decir, desde la Bocana hacia adentro (plataforma), con una inversión de 3 mil millones de pesos.

No es la primera vez que se interviene la pista.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

En el 2013, se aplicó una mezcla asfáltica de 4 centímetros para mejorar el acabado, la regularidad de la pista y prolongar su vida útil.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Un año después, se hizo mantenimiento a la plataforma que es donde parquean los aviones para dejar a los pasajeros.

¿Y la durabilidad?

La pista se diseñó hace 50 años cuando solo aterrizaban avionetas.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Hoy aterriza hasta el nuevo Boeing Dreamliner, incluso el Air Force One (Boeing 747), del presidente de los Estados Unidos.

La zona norte de la pista -donde está el desgaste- es la que lleva la peor parte, pues es la zona donde despegan y aterrizan los aviones. De acuerdo a Montecarlo, se produce más daño en el despegue que en el aterrizaje, pues al realizar esa maniobra se tiene todo el peso apoyado sobre el piso para poder arrancar.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Y en cambio cuando el avión despega, el pavimento resiste sólo la cuarta parte de su peso, pues el resto lo sostienen las alas. 

Ineco garantiza la durabilidad del asfalto por lo menos dos años sin mantenimiento, pero todo depende de los cambios de nivel freático (acumulación de agua en el subsuelo) de la Ciénaga de La Virgen.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

La pista está muy cerca a ese cuerpo de agua, la humedad es latente y cuando llueve sube el nivel freático y disminuye la estabilidad de la pista.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Sin embargo, la también multinacional española Cemosa, que ha trabajado en diseños y supervisión de obras en Dubai, Europa y Asia, será la encargada de garantizar la calidad de la repavimentación.

¿Cuándo culminan los trabajos?

Aún no se conoce fecha exacta en la que se terminarán las obras, pues todo depende de las condiciones climáticas y del avance de los trabajos de remodelación en el Aeropuerto Ernesto Cortissoz de Barranquilla, que se interviene desde un par de meses.  

La norma indica que cuando un aeropuerto suspende sus operaciones, en la zona debe haber al menos uno cerca por si algún avión necesita aterrizar de emergencia pueda hacerlo.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

De manera que, si el de Barranquilla cierra, el de Cartagena tiene que estar abierto y viceversa.

Por esta razón, se cree que las obras podrían estar finalizadas a más tardar el 28 de octubre de este año (si las condiciones atmosféricas lo permiten), aunque inicialmente se había previsto que estuvieran listas el 28 de septiembre. 

“A las 6 de la tarde todos los días se emite una alarma del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam) sobre el pronóstico de lluvias de 12 a.m.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

a 6 a.m. Si es menor al 50% se da la orden de carga y se empieza a producir la mezcla para que llegue al aeropuerto a las 10 u 11 de la noche.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Si es superior al 50% se cancelan los trabajos”, apuntó Diego Álvarez Hernández, gerente Técnico de la Constructora Montecarlo.

Son 20 personas las que trabajan en las obras: un director, un auxiliar, un inspector, un laboratorista -que toma muestras de la calidad del asfalto-, operadores de máquinas y los oficiales de extensión de mezcla o los llamados ‘patacalientes’ (los que compactan la mezcla a 150 grados centígrados).

“Tenemos 30 días después del 25 de agosto para trabajar.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Después viene un lapso de 15 días porque tenemos que suspender para que Barranquilla reanude sus trabajos.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Después de eso, tenemos 30 días más. En 60 días debemos estar sacando este trabajo”, aseguró Álvarez.

Al finalizar los trabajos, Ineco podría recomendar que se le coloque una mezcla de T30 (capa de acabado superficial) a toda la pista para evitar el hidroplaneo, es decir, el resbalamiento de los aviones cuando la pista esté mojada.

Así las cosas, las operaciones retornarían a la normalidad lográndose un promedio de 70 en el día.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

La meta es cerrar este año con unos 4.200.000 pasajeros. El año pasado se transportaron 3.930.000 personas.

Otros trabajos

Pero la repavimentación no es lo único que se ha proyectado para mejorar la seguridad de las operaciones en el aeropuerto.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Sacsa precisó que además se pretende ampliar la pista a 150 metros para construir las áreas de Seguridad de Extremo de Pista (Resa).

“Sólo estamos esperando la entrega del lote donde se van a construir para iniciar las obras.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Estos trabajos van a mejorar la seguridad operacional porque las aeronaves van a tener más espacio para el frenado en el evento de tener un decolaje o despegue”, dijo Alcides Morales, gerente Operativo de la compañía.

Los trabajos -que estarían iniciando el año que viene- requieren una inversión de 5 mil millones de pesos.

Cuando se construyan las resas, el Rafael Núñez será el primer aeropuerto del país en acatar esta recomendación y cumplir los estándares internacionales.

.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Tags: Aeropuerto