En Colombia el sistema de remuneración de los congresistas y de los magistrados y otros altos funcionarios no guarda proporción con la realidad económica del país. Y es en lo salarial donde además se hace más visible el sistema de chantajes, dádivas y contraprestaciones, la injusticia, inequidad, desigualdad, que caracteriza a la política colombiana. 

En nuestro país 84% por ciento de los trabajadores ganan menos de 2 SMLV y 49% menos de un SMLV.

Con una desproporción 17 a 1 respecto de los que ganan salarios, nuestro sistema de ?megasalarios? y ?megapensiones? para congresistas y otros poderosos desdibujan la política y la democracia.

Mientras tanto, un colombiano común se pensiona con el promedio de los salarios que cotizó en los 10 años anteriores a la edad exigida.

Los congresistas se jubilan con el ingreso mensual promedio del último año (que incluye además todos los conceptos: salarios, viáticos, primas, etcétera). Una ventaja de 10 a 1.

Mientras un ciudadano del común recibe como pensión 65% del (IBL) y hasta 8% si tiene más de 1.400 semanas cotizadas, el congresista recibe mínimo 75% del IBL, sin límite de cuantía.

Resulta contrario a un escenario de paz y de reconciliación, que necesita y reclama equidad, justicia, paz duradera y sostenible, que a un colombiano que gana el salario mínimo le aumente $43.000 y a un congresista $2?000.000.

Esto hace a Colombia un país de doble moral, de cinismo, y las reformas que proponen en el Congreso sobre este tema nunca prosperan y solo son promesas de campaña para seguir engañando al elector.

Reducción de semanas de cotización para las pensiones de las mujeres, reducción de aportes a salud de los pensionados y recargo nocturno desde las nueve de la noche, son otras burlas de los congresistas y de JMSC. 

Con el reciente decreto emitido por el Gobierno, de 6,75% de incremento salarial para todos los trabajadores del sector público, los congresistas y los magistrados y otros altos funcionarios son los grandes beneficiados.

En junio de este año, los congresistas que hoy ganan 27 millones 929 mil pesos, quedarían devengando 30 millones 79 mil pesos mensuales, con derecho a retroactivo de $12 millones.

Hay que autoreflexionar seriamente en las próximas elecciones, el 84% por ciento de los trabajadores que ganan menos de 2 SMLV, y 49% menos de un SMLV, al igual que los pensionados de Colombia, el 11 marzo y 27 mayo del 2018. 

No más amnesia colectiva, no más conformismo, no más autogoles, no más masoquismo.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

economiavenezuela.com
La injusticia, inequidad, desigualdad, se evitan no votando por los candidatos de los partidos tradicionales para Congreso y presidencia de la República.

*CUT BOLÍVAR

COLUMNA SINDICAL cutbolivar@gmail.com

.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

politica-venezuela.com

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta