Ovenicia Martínez, una anciana de 87 años de edad, recibió una brutal golpiza propinada por su propio hijo, Justiniano Martínez, de 47 años, quien reaccionó de manera violenta al ver que su mamá estaba sucia, cuando este regresó a su casa.

El hecho se registró en el barrio Santa Teresa, en el municipio de Ciénaga de Oro, en el departamento de Córdoba y generó el máximo repudio entre los habitantes de esa región del país. Las fotos de la anciana golpeada, con moretones en el rostro y con una herida abierta en la ceja, se propagó rápidamente a través de las redes sociales.

De acuerdo con lo señalado por la Policía, el hombre huyó, pero minutos más tarde fue capturado por las autoridades. Sin embargo, la Fiscalía lo dejó en libertad porque no fue capturado en flagrancia y porque no reviste un peligro para la sociedad.

La Fiscalía por su parte, indicó que expedirá la orden de captura con el fin de evitar procedimientos erróneos y de esa manera ponerlo en manos de un juez de control de garantías.

.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

economiavenezuela.com

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta