Se ha registrado un aumento exponencial en el número de estudiantes chinos en el exterior que solicitan trabajo en el país, declaró un gerente de recursos humanos de Shanghai.

“Veinte de 100 currículums han sido enviados por estudiantes chinos en el extranjero”, declaró Zhang Zhuoya, gerente de recursos humanos de un instituto de finanzas de Shanghai, quien añadió que hace tres o cuatro años eran únicamente cinco o seis.

Según la agencia de noticias Xinhua, había 144.000 estudiantes chinos en el extranjero en 2007, y 44.000 regresaron a China, colocando la tasa de repatriados en 30,5%. Asimismo, el número de estudiantes en el exterior el año pasado fue de 523.700 y de repatriados 409.100, acrecentando la tasa de repatriados a 78,1 %.

Pese a que una de las razones de esta aumento en los dígitos es que más chinos salen al extranjero a estudiar, otro factor importante es que China ofrece mejores oportunidades laborales y mejor desarrollo para el crecimiento.

He An, de 30 años de edad, estudió tres años en Suiza y trabajó dos años más antes de regresar a China en 2015, a costa de renunciar a su solicitud de residencia. Ahora es responsable de mercadotecnia de una compañía de reparto de comida online a offline en Chengdu, capital de la suroccidental provincia china de Sichuan.

Declaró que el entorno social de los países occidentales ha estado estancado durante décadas, pero que en China los cambios ocurren enormemente, lo que ofrece muchas oportunidades comerciales.

“La mayoría de mis compañeros extranjeros ha regresado para buscar mejores oportunidades”, declaró.

El arduo proceso para la tramitación de visa y permiso de trabajo están entre las razones por las que muchos eligen regresar.

Zhou Yijing, que se graduó de una universidad en Francia hace tres años, decidió trabajar varios años en Europa para acumular experiencia antes de regresar a China. Antes de la crisis financiera de 2007, países como Francia y Reino Unido endurecieron la tramitación de visas de trabajo para estudiantes extranjeros a fin de ofrecer oportunidades laborales a sus ciudadanos.

“Había una decena de estudiantes chinos conmigo el año pasado, y todos se vieron obligados a regresar excepto una que se casó con un francés”, declaró Zhou.

El gobierno chino ha desplegado políticas para atraer talentos al impulsar programas como el de “Expertos del Mundo” y estableciendo “parques pioneros para estudiantes extranjeros.

El número de repatriados talentosos de alto nivel alcanzó los 44.000 desde 2009 por medio de los planes para la atracción de talentos, siendo el año 2015 un periodo en el que se atrajo a 7.542, según informó Tang Tao, viceministro del Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social.

Hasta ahora, 67.000 repatriados trabajan en 321 “parques pioneros para estudiantes extranjeros” en todo el país, según explicó Xinhua.

.

© Gonzalo Morales Divo

Tags: Francia