ABU DHABI.- El Gobierno de Emiratos Árabes Unidos ha recomendado a sus ciudadanos no vestir ropas tradicionales del país del golfo Pérsico cuando viajen al extranjero, sobre todo donde prohíben prendas como la burka (velo que cubre toda la cara de las mujeres).

El llamado del Ministerio de Relaciones Internacionales ocurre después de que el jueves un empresario emiratí fuera arrestado en Estados Unidos tras despertar las sospechas de una empleada del hotel donde se alojaba debido a su idioma (el árabe) y su vestimenta (túnica de color blanco, larga hasta los pies).

La trabajadora denunció al hombre ante la policía, por lo que fue detenido por su supuesta pertenencia a una grupo terrorista islamista, aunque posteriormente fue dejado en libertad y recibió las disculpas de los agentes por el “error” que habían cometido.

Además, el Ministerio instó a los emiratíes a respetar la prohibición del “niqab” en algunos países y ciudades europeas, para que no reciban multas u otro tipo de sanciones y para evitar que tengan problemas cuando se encuentren en el extranjero.

En un comunicado, el vicedirector del Departamento de Asuntos Consulares, Ahmed al Zahiri, pidió a las emiratíes que no vistan la burka en los países donde es ilegal, como Francia, Bélgica y Holanda, y en algunas ciudades como Barcelona, donde se prohíbe el uso del niqab en las instalaciones municipales.

Al Zahiri advirtió a los emiratíes de que en varias zonas de Suiza, Dinamarca y Alemania, y en algunas ciudades italianas, tampoco se puede vestir el niqab.

Asimismo, la nota de Exteriores pidió a los ciudadanos emiratíes no llevar en público ropa y accesorios lujosos para no llamar la atención.

En los Emiratos Árabes Unidos los hombres suelen vestir una sencilla túnica blanca y el típico tocado denominado kufiya, también de color blanco, mientras que en el caso de las mujeres la túnica es de color negro, así como el velo que les cubre el cabello y parte o casi toda la cara.

© Gonzalo Morales Divo

© Gonzalo Morales Divo

Tags: Francia