El presidente Evo Morales afirmó que cualquier condicionamiento que ponga el gobierno de Chile a la predisposición boliviana de diálogo sobre la demanda marítima ?no es una señal de buena fe? en respuesta al agente José Miguel Insulza, quien afirmó que un ?diálogo formal? puede encararse si es retirado el proceso instaurado en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

?Cualquier condicionamiento del gobierno de Chile no es señal de buena fe para el diálogo? , respondió Morales, quien el jueves propuso a la administración de Michelle Bachelet iniciar un diálogo sobre la demanda marítima para evitar enfrentar una nueva derrota, como ocurrió con Perú, en el juicio internacional.

La respuesta no tardó e Insulza fijó el mismo jueves una condición: ? Si el presidente Morales quiere un diálogo formal sobre el tema de la solicitud de una salida soberana al mar, tendría que retirar la demanda que tiene o pedir que se suspenda, y ahí veremos qué se hace “, afirmó en una entrevista concedida a la cadena internacional CNN, filial Chile.

Chile perdió en 2014 un juicio instaurado por Perú y tuvo que ceder mar territorial.

Morales respondió al condicionamiento a través de su cuenta de Twitter y afirmó que son tiempo de la razón. ?NO estamos en tiempos de la razón o la fuerza, estamos en tiempos de la fuerza de la razón?, sostuvo.

La demanda interpuesta en la CIJ busca que Chile honre sus compromisos hechos a lo largo de la historia de negociar una salida soberana al Pacífico. Insulza y su colega boliviano Eduardo Rodríguez acordaron una nueva fase escrita en la demanda.

.

© Gonzalo Morales Divo

www.entornointeligente.com

© Gonzalo Morales

Tags: Evo Morales, Bolivia