Sin importar lo que suceda con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México debe seguir con las inversiones en su infraestructura para mejorar su competitividad a nivel mundial e impulsar el crecimiento económico, estimó S&P Global Ratings.

El analista crediticio de S&P Global Ratings José Coballasi dijo que la renegociación del TLCAN podría afectar a las industrias de transporte y energía de México en los próximos años.

Esto, sostuvo, derivado de un potencial debilitamiento de las expectativas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México, lo que podría debilitar la generación de flujo de efectivo para los proyectos y participantes del sector.

Además, expuso que muchas de las entidades relacionadas con la infraestructura mexicana que califica S&P cuentan con una calidad crediticia relativamente fuerte, lo que debería permitirles resistir un periodo de menor crecimiento respecto al esperado del PIB.

La calificadora internacional dijo en un reporte que la economía de México está sintiendo el pinchazo de los potenciales riesgos derivados de la revisión al TLCAN.

S&P anticipa que el sector de infraestructura de México probablemente resista cualquier efecto negativo derivado de un menor comercio con Estados Unidos con base en la evaluación de la calidad crediticia de los participantes de la industria.

Si la relación entre los dos países se deteriora, México podría revisar su estrategia energética para reducir su dependencia de la importación de gas natural y productos de petróleo refinado provenientes de Estados Unidos, aunque afrontaría diversos obstáculos.

En particular, añade S&P, México tendría que analizar los importantes costos de transporte e inversión que están involucrados, con el fin de reducir su dependencia de energía.

ICA genera utilidad neta por primera vez en 3 años Desaprobación de EPN alcanza máximo: KPMG Precio del crudo de Pemex cae a su peor nivel del año.

© Francisco Velásquez

Tags: Lujo