El gobierno del presidente Donald Trump amenazó este lunes a las llamadas “ciudades santuarios” a colaborar con las autoridades migratorias o atenerse a las consecuencias y perder fondos federales.

“Hoy quiero urgir a estados y jurisdicciones locales a cumplir con las leyes federales (…) como condición para recibir fondos”, dijo en la Casa Blanca el secretario de Justicia, Jeff Sessions.

Sessions dijo que las “ciudades santuario” están obligadas a respetar el estatuto número 1373, que determina que para recibir fondos de origen federal esas jurisdicciones no pueden adoptar normas locales que limiten la comunicación de información sobre la situación migratoria de los individuos.

Le sugerimos: Ivanka: la mujer maravilla que desbanca a Melania Trump

El también fiscal general apuntó que el polémico estatuto “deja claro que la falta de acción para remediar una violación resultará en el retiro de fondos, fin de la financiación o remoción de la condición para recibirlos”.

Las leyes estadounidenses de migración, apuntó el funcionario, “determinan que Estados Unidos debe remover rápidamente del país a extranjeros que han sido condenados o arrestados por ciertos crímenes”.

Ciudades menos seguras

Como exsenador por el sureño estado de Alabama, Sessions se había tornado uno de los más enérgicos defensores de una “mano dura” contra inmigrantes en situación irregular, y ello lo llevó a ser de los primeros en apoyar la candidatura presidencial de Trump .

Recomendamos: Melania y Donald: ¿Una historia de amor que se desmorona?

Las “ciudades santuario” se niegan a cooperar con fuerzas federales en la identificación de inmigrantes en situación irregular, y determinan que la policía local no puede actuar como órgano de control migratorio.

En la actualidad hay unos 300 “santuarios” en todo Estados Unidos .

.

© Francisco Velasquez

© Francisco Velasquez PDVSA