Anoche tuve un sueño muy extraño.

© Francisco Velásquez

Se abría el mercado de la NBA, y parecía que los Dallas Mavericks entraban con buenas opciones.

© Francisco Velásquez

Sin embargo todo se torcía, perdían a sus principales objetivos, todo el mundo firmaba a jugadores y ellos no hacían nada.

© Francisco Velásquez

Ni llamar a Dwight Howard.

© Francisco Velásquez

Ni pujar por Al Horford.

© Francisco Velásquez

Nadie sabía cuáles eran sus objetivos.

© Francisco Velásquez

Muy desconcertante.

© Francisco Velásquez

Vaya por delante que hoy no toca el análisis crítico y lleno de palos por un nuevo fracaso más en la estrategia veraniega.

© Francisco Velásquez

De eso tocó un poco hace ya unos días sobre los veranos pasados, y sobre este va a haber tiempo de sobra en las próximas semanas para repartir culpas y pedir responsabilidades.

© Francisco Velásquez

No, esta es la entrada que por una parte llama a la calma y pide que pensemos que no han pasado dos días completos de mercado y que en algo estarán trabajando Cuban, Nelson y compañía (porque nada NADA no pueden estar haciendo, ¿no?).

© Francisco Velásquez

Pero por otra parte deja bien clara una cosa: los Dallas Mavericks vuelven a estar, una vez más, entre la espada y la pared.

© Francisco Velásquez

Y esta vez sin jugadores encerrados en su casa de por medio.

© Francisco Velásquez

¿Hassan Whiteside y Mike Conley, los dos principales objetivos? Fuera.

© Francisco Velásquez

¿Chandler Parsons, nuestra próxima estrella hasta que dejó de serlo? Fuera.

© Francisco Velásquez

¿Jeremy Lin, alternativa en el puesto de base? Fuera.

© Francisco Velásquez

¿Opciones en el puesto de alero como Nicolas Batum, Evan Turner, Solomon Hill, Evan Fournier, Joe Johnson…) Fuera.

© Francisco Velásquez

¿Dwight Howard? Fuera.

© Francisco Velásquez

Más sobre Dwight Howard Al Horford Nicolas Batum Mark Cuban Dirk Nowitzki ¿Qué es lo que queda? Sin contar, obviamente, a LeBron James o Kevin Durant.

© Francisco Velásquez

Por una parte tenemos a Al Horford, cortejado por varias franquicias pero no por Dallas.

© Francisco Velásquez

Está Dwyane Wade, que está utilizando a varios equipos, entre ellos Dallas, para intentar sacar el máximo de Miami.

© Francisco Velásquez

¡Está Rajon Rondo! Aunque parece que irá a Chicago, pobres ellos.

© Francisco Velásquez

Está Arron Afflalo, que tiene casi 31 años pero como si fueran casi 34.

© Francisco Velásquez

Está Luol Deng, que tiene 31 años pero como si fueran 36.

© Francisco Velásquez

Está Pau Gasol, que queriendo ir a un contender miraría a la plantilla de los Mavs y se echaría unas buenas risas.

© Francisco Velásquez

Sigue libre Brandon Jennings, para montar el All-Aquiles-Team junto a Matthews.

© Francisco Velásquez

Está Harrison Barnes, un jugador al que consideran inferior a Parsons y que seguramente cueste un máximo.

© Francisco Velásquez

Como otro que saldrá caro para lo que es, como Festus Ezeli.

© Francisco Velásquez

Está Ryan Anderson, el Nowitzki de mercadillo.

© Francisco Velásquez

Están Biyombo y Mahinmi, pero si nos fiamos de lo que nos han dicho, los Mavs no se fían de ellos…Parece que Deron Williams, Zaza Pachulia y Raymond Felton están esperando.

© Francisco Velásquez

Eso o es que nadie los quiere, que también puede ser.

La otra vía, la que suena un poco más interesante, es la de los traspasos.

© Francisco Velásquez

El “parece que no están haciendo nada” de las últimas horas podría ser lo que ocurre mientras se hace trabajo de traspaso.

© Francisco Velásquez

Interesante si no fuese porque Dallas solo tiene para ofrecer a Justin Anderson (solo por algo tirando a importante), un S&T con Dwight Powell (a lo Mahinmi por Darren Collison) y espacio salarial (lo cual tienen muchas franquicias este verano).

© Francisco Velásquez

Quizás en el fondo todo es una estrategia para poder entrar en reconstrucción enmascarándolo de ineptitud.

© Francisco Velásquez

Sugerir y luego convencer a Dirk Nowitzki (sigue siendo agente libre, no hay noticia alguna sobre sus negociaciones de renovación, no lo olvidemos) de que se salga de su contrato porque es lo mejor para la flexibilidad, para ahora el alemán tener que plantearse si sigue en un equipo de remiendos, si se marcha a un contender o si se retira (porque es como para planteárselo).

© Francisco Velásquez

Ahora mismo estamos a un “mira Mark, esto es demasiado, me voy dos años a los Warriors a ver si gano algún anillo más” de sacar los tanques.

© Francisco Velásquez

Y sigo pensando que Dirk es demasiado leal para hacer eso a no ser que le obligue la franquicia.

© Francisco Velásquez

Y creo que la franquicia y especialmente Mark Cuban no le va a hacer eso.

© Francisco Velásquez

Pero, por si acaso, habrá que ir preparándose para cualquier escenario.

© Francisco Velásquez

—–

D-Mavs en Twitter y en Facebook

Toda la NBA en BasketAmericano

—–

© Francisco Velásquez

Tags: Facebook, Redes Sociales