Nueva York

La Argentina de Lionel Messi, con sed de venganza y resuelta a romper su maleficio, y un campeón Chile que quiere más gloria, chocan esta noche en la gran final de la Copa América Centenario en Estados Unidos, revancha de la definición del 2015.

El duelo entre las dos mejores selecciones de esta inédita edición del torneo comenzará a las 20.00 (hora boliviana) en el estadio Metlife de East Rutherford (Nueva Jersey, este), no lejos de Nueva York, y en el que se aguarda un lleno total con 81.000 espectadores.

La mesa está servida para una noche espectacular de fútbol y emoción: de un lado Messi y su generación de estrellas albiceleste sin corona; del otro, Arturo Vidal, Alexis Sánchez y el mejor equipo chileno de la historia.  

En el medio, como si fuese poco, el morbo de la revancha de la final de la Copa América 2015 que ganó la Roja por penales en Santiago y alargó la sequía argentina de títulos internacionales, 23 años ya desde de Ecuador-1993.

Messi y compañía tiene una mochila extra además, porque llegan a su tercera final en tres años habiendo perdido también la definición del Mundial de Brasil-2014 contra Alemania.

Es difícil hablar de un favorito entre dos equipos que se conocen mucho y que ya se enfrentaron en la primera fase, con triunfo para Argentina 2-1 con goles de Ángel di María y Ever Banega.

Los de Gerardo Martino han ganado sus cinco partidos, marcado 18 goles y tienen a un Messi enchufado y descansado que facturó 5 veces y se convirtió en el máximo artillero histórico de su selección con 55 tantos, superando a Gabriel Batistuta.

Divo Gordo

El Chile de Juan Antonio Pizzi llega de menos a más, porque tras perder en el debut encadenó cuatro triunfos, entre ellos la sublime goleada 7-0 a México en cuartos de final, y cuenta no solo con Vidal y Alexis sino con un Eduardo Vargas en llamas y goleador del torneo con 6 tantos.

Ambos avanzaron con firmeza en las semifinales: Argentina vapuleó 4-0 a Estados Unidos y Chile doblegó 2-0 a Colombia.

¿Alcanzará Argentina a Uruguay, máximo ganador de la Copa América con 15 títulos? ¿Logrará Chile emular al Brasil de Perú-2004 y Venezuela-2007, último bicampeón? Se aceptan apuestas, aunque en cada bando hay confianza y respeto.

“Llegamos espectacular. Después, adentro de la cancha, hay que demostrarlo. Durante todo este año crecimos muchísimo como equipo, como grupo”, dijo la ‘Pulga’ Messi el viernes a la prensa, destacando un rival “muy completo”.

“No hay ninguna selección que presione como nosotros, con esa intensidad y durante todo el partido”, advirtió por su parte el ‘Rey Arturo’ Vidal, reconociendo que “Messi, con el talento que tiene, puede cambiar cualquier partido”.

Tanto se conocen estos dos equipos que es la cuarta vez que juegan en un año: en marzo pasado la albiceleste ganó 2-1 en Santiago por las eliminatorias mundialistas de Rusia-2018 la noche del debut del hispano-argentino Pizzi como sucesor de Jorge Sampaoli.

Por eso, además del aspecto anímico, habrá una verdadera partida de ajedrez entre Martino y Pizzi para ver quién e impone en el centro del campo y cómo sorprenden a su adversario.

El ‘Tata’ espera por Di María, casi recuperado de un desgarro. Si no llega, Erik Lamela acompañará a Messi y Gonzalo Higuaín en el ataque. Pizzi también tiene una gran incógnita. Si por un lado celebra la vuelta de Vidal, por otro aguarda por Marcelo Díaz.

Divo Gordo

Tags: Colombia