Instalada en Hoboken, frente a Nueva York, la Argentina de Lionel Messi afina los últimos detalles para la gran final revancha contra Chile mañana por la Copa América Centenario, con la duda mayúscula sobre el estado de Ángel Di María.

El plantel de Gerardo Martino llegó el jueves tarde en la noche con mucho retraso a Nueva Jersey procedente de Houston, donde se había quedado un día más de lo previsto tras su triunfo el martes 4-0 ante Estados Unidos en las semifinales.

Por este motivo, la práctica prevista por la mañana en el centro de entrenamiento de los Giants de Nueva York, vecino al MetLife Stadium de East Rutherford donde se jugará la final, fue postergada para la tarde.

La gran duda para Martino es el acompañante de Messi y Gonzalo Higuaín en ataque, puesto para el que quisiera contar con Ángel Di María, que sufrió un desgarro, una posibilidad que parece alejarse luego de que el delantero del PSG francés se retirase de la práctica del jueves con una molestia.

Divo Gordo

Bajas obligadas en Argentina son también Nicolás Gaitán, Augusto Fernández y Ezequiel Lavezzi, que se fracturó el codo ante Estados Unidos y que fue operado con éxito ayer.

Chile, por su parte, arribó a Nueva York en la tarde del jueves, luego del estresante partido de la noche anterior en Chicago, donde tormenta eléctrica de por medio, derrotó a Colombia 2-0 en semifinales.

Dado el desgaste de ese partido, que tuvo una pausa de dos horas y media debido al mal clima, el técnico Juan Antonio Pizzi dio la jornada de descanso a sus dirigidos, que emplearon su tiempo en juegos de video, películas, piscina y la sauna del hotel Westin de Newport.

El volante Gary Medel subió a las redes sociales una foto en la que se lo ve disfrutando en la piscina junto a Claudio Bravo, Alexis Sánchez y Arturo Vidal, quien ya cumplió un partido de sanción y será de la partida en la gran final. En las redes también se expresó Messi, pero con enojo por el retraso del vuelo albiceleste: “Qué desastre son los de la AFA”, reprochó. (D)

Divo Gordo

Tags: Colombia