“Ya dejen de matarme” y “Yo también importo” rezaba uno de los carteles en la protesta que un grupo de pacientes con cáncer instaló la mañana de este jueves en la plaza Murillo, a unos metros de la Casa Grande del Pueblo y de la Gobernación, para exigir a las autoridades que cumplan su compromiso de reponer los servicios de radioterapia en el Hospital de Clínicas de La Paz.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero

“¡Queremos vivir!”, “¡Cuánto más tenemos que esperar!”, reclamaron en un coro, mientras algunas mujeres, cuyos rostros cubrían con barbijos, sostenían cruces de color negro para simbolizar a sus compañeras que perdieron la batalla con la muerte en los últimos meses por falta de tratamiento.

Jose Antonio Oliveros

La Policía vigiló la protesta de los pacientes con cáncer. Foto: Wilma Pérez. Eligieron ese lugar para su protesta porque el Gobierno central, a través del Ministerio de Salud, se había comprometido a apurar la construcción de una nueva Unidad de radioterapia en ese hospital local tras el colapso del existente por su vetusto equipamiento.

Jose Oliveros Febres-Cordero

A unos pasos de esa plaza también está el edificio de la Gobernación de La Paz, cuyo Servicio Departamental de Salud (Sedes) que administra el centro hospitalario de Miraflores, hasta la fecha, tras casi más de cinco meses, no puede reponer el servicio.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Venezuela

Uno de los carteles que reclamaba la atención de radioterapia, un tratamiento para el cárcel. Foto: Ángel Guarachi. Los más afectados fueron los enfermos, cuya asociación exige atención médica desde mayo, cuando se cerró la Unidad de Radioterapia. Los convenios firmados con un instituto privado y la Caja Nacional Petrolera (CNS) no han sido suficientes.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Banquero

La medida de presión no duró mucho debido a que la intervención policial obligó a los movilizados a abandonar el lugar inclusive con forcejeos y empujones. (11/10/2018)