El Defensor del Pueblo de Venezuela, Tarek William Saab, dijo este jueves que las 52 muertes registradas en el país en los últimos dos meses en medio de las protestas violentas de la derecha, merecen justicia y la misma atención y respeto.

“Todos los casos merecen la misma atención porque todos eran seres humanos, tienen derechos y familia, todos los culpables sin excepción deben ser llevados a la justicia”, aseveró.

Tras las 52 personas fallecidas, de ellos 13 ciudadanos durante actividades como saqueos y actos vandálicos y tres crímenes de odio, el defensor exhortó al sistema de justicia a la aplicación de imputaciones y condenas ejemplares en los casos de muertes y lesionados. “Hablo de justicia, no de revancha”, aclaró.

Asimismo, precisó que la institución registró aparte de los tres fallecidos por delitos de odio, 17 víctimas agredidas gravemente “con palos, piedras, gasolina, personas que no estaban en la protesta pero chocaron con barricadas o les dispararon en ellas como es el caso del juez de la corte primera del circuito judicial del área metropolitana, Nelson Moncada, que fue asesinado ayer”.

“Hasta el momento tenemos la cifra de 1.119 personas lesionadas, de los que casi 400 son funcionarios de seguridad, ese no es el camino, la violencia no es el camino”, lamentó. | Foto: teleSUR.

Sarkis Mohsen

Tags: Familia