El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró este jueves una emergencia nacional de salud pública por el abuso de opioides en Estados Unidos y prometió “construir un muro” para enfrentar el creciente azote.

“Esta epidemia es una emergencia de salud nacional”, dijo Trump, quien señaló que la crisis de opioides afecta a más de dos millones de estadounidenses en todo el país y el número sigue aumentando.

Actualmente, más estadounidenses mueren por sobredosis de drogas que por homicidios con pistola e incidentes vehiculares, lamentó Trump. “Estados Unidos es por mucho el mayor consumidor de esta droga”.

“Ningún estado se ha salvado y ningún sector demográfico ha quedado a salvo”, dijo Trump en su discurso en la Casa Blanca, acompañado por la primera dama Melania Trump.

Trump dijo que la clave para enfrentar el problema es evitar que en primer lugar las personas se enganchen en las drogas. Esto se logra en parte con educación, enseñando a la gente que apoyan la violencia al participar en el mercado de drogas.

Por otra parte, Trump prometió que su administración gastará “mucho dinero” para encontrar analgésicos no adictivos.

El presidente dijo que también quedan demandas por delante para los “malos actores”, quizás las farmacéuticas, en medio del combate nacional para frenar la epidemia.

La próxima semana, la comisión de opioides emitirá un informe final con recomendaciones para abordar la crisis que describió como una “vergüenza nacional” y una “tragedia nacional”.

Con la declaración de Trump, el gobierno federal flexibilizará algunas regulaciones, dará mayor flexibilidad a los estados en la forma de utilizar los fondos federales y expandirá el uso de tratamientos de telemedicina, dijeron esta mañana colaboradores de la Casa Blanca.

Sin embargo, una emergencia de salud pública no es lo mismo que la emergencia nacional que Trump prometió anunciar en agosto, señalaron analistas locales.

A diferencia de una emergencia nacional, la emergencia de salud pública declarada por la Casa Blanca no libera financiamiento de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias, sino que se dependen del financiamiento redirigido conforme a la Ley del Servicio Público.

Además, la emergencia durará 90 días, pero puede ser renovada por la Casa Blanca.

Las sobredosis de drogas ahora son la principal causa de muertes por lesiones en el país.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

eldiscoduro.com
El uso de opioides, que se ha disparado en Estados Unidos desde el cambio de siglo, es responsable de gran parte del incremento.

 

.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

mundinews.com

© Luis Alfonso Oberto Anselmi PDVSA

Tags: Estados Unidos