TN Internacional Insólita condena a un científico: admitió que robó U$S 87 mil y como "castigo" deberá tocar el piano por tres años Se trata de un exinvestigador de las Universidades de Yale y Nueva York, que evitó así ir a la cárcel.

Alejandro Montenegro

Publicada: 11/10/2018, 09:55 hs. Compartir en Facebook Compartir en Twitter PIANO. Un condenado por robo fue "castigado" con presentaciones en asilos. Un científico que admitió que robó U$S 87 mil "la sacó barata", ya que después de ser declarado culpable por el delito lo sentenciaron a tocar el piano por tres años para ancianos indigentes de Connecticut, Estados Unidos, para compensar lo que hizo.

Se trata de Alexander Neumeister, exinvestigador neurológico de las universidades de Yale y de Nueva York, que evitó ir a la cárcel después de que lo encontraran culpable del robo de fondos para estudios

Leé también Mandan a hacer un curso de manejo de la ira a un hombre que golpeó a su hijo y le gatilló 3 veces en la cabeza La jueza de Manhattan Analisa Torres determinó que durante los próximos tres años Neumeister deberá tocar el piano por una hora, al menos dos veces por semana, en asilos en Bridgeport, New Haven, Hartford y Waterbury. La magistrada argumentó que previo a la sentencia vio que el médico se había formado como pianista

En junio pasado Neumeister se declaró culpable de robar fondos públicos por U$S 87 mil, de la Universidad de Nueva York y de varios programas de subvenciones entre 2012 y 2014. Los fiscales explicaron que el condenado deberá reembolsar U$S 76 mil que se había llevado durante su estancia en la Universidad de Yale en 2010.

NEUMEISTER. Este es el médico que fue condenado a tocar el piano como "condena" por robar U$S 87 mil de fondos públicos (Foto: Universidad de Yale). El fiscal adjunto Christopher Harwood dijo que Neumeister ganaba más de U$S 200 mil anuales y que el exinvestigador se gastó la plata robada en viajes, habitaciones de hotel y cenas para él, su familia y otras personas.

Previo a su condena Neumeister se disculpó por lo que hizo y, con una extraña defensa, explicó que se graduó como psiquiatra y neurocientífico especializado en el estudio del cerebro y las enfermedades psiquiátricas porque personas cercanas a él murieron "por terribles circunstancias relacionadas con enfermedades mentales"

Más sobre: insolito "La gran Relatos Salvajes": se subió a la grúa que le llevaba la moto y la recuperó Sorpresa al volante: una culebra apareció sobre el parabrisas de un auto Ellos no son los empleados del mes: mirá las situaciones insólitas que pasan en el trabajo