El ejercicio constante es la herramienta mejor utilizada para darle al cuerpo la belleza y fortaleza que necesita. Para que logres lucirlas en su máximo esplendor, opta por fortalecer las piernas con yoga.

Alejandro Montenegro

 

La práctica de yoga va más allá de brindar la paz interior, de acuerdo con un estudio de la Universidad Estatal de California te ayuda a aumentar la densidad ósea en las vértebras, en parte gracias a la carga de peso en la asana.

Alejandro Montenegro Venezuela

 

Para que puedas direccionar el efecto positivo del yoga en tus piernas, Ana Paula Domínguez, directora del Instituto Mexicano de Yoga (IMY), te enseña cómo realizar la ? Postura del camello ?, que además brinda apertura a tu corazón:

 

 

Asanas que transforman

 

Estas son otras posturas que puedes implementar y que de acuerdo con el IMY te brindan los siguientes beneficios:

 

2. Postura de la media luna. Esta postura tonifica los músculos de las piernas, fortalece las rodillas y tonifica la columna lumbar. Es buena además para el dolor de la espalda baja

 

Para realizarla exhala y eleva la pierna izquierda paralela al piso de tal manera que la pierna derecha se estire completamente, en esta es donde debe apoyarse todo el peso, usa la mano del mismo lado sólo para equilibrarte

 

3. Postura del árbol. Cuando ésta se efectúa correctamente, tonifica los músculos de las piernas y brinda sensación de equilibrio y aplomo

 

Colócate en la postura en Tadasana con el peso repartido de manera uniforme entre las cuatro esquinas de cada pie. Después flexiona la rodilla derecha y coloca el talón en la parte más alta del muslo izquierdo, con la planta del pie presionando en la parte interna de la pierna y los dedos apuntando hacia abajo

 

4. Postura de perro hacia abajo. Ésta fortalece y estira las piernas y todo tu cuerpo, ayuda además a aliviar el dolor de espalda

 

Debes colocar dos mantas plegadas sobre tu tapete de práctica, una sobre la otra y recostarte boca abajo con las mantas sosteniendo la pelvis y el pecho

 

Apoya las manos a los lados del pecho, no debajo de los hombros. El ángulo de los codos debe ser de 90 grados. Los pies deben estar separados al ancho de las caderas con las piernas rectas y los dedos de los pies doblados hacia dentro

 

Ahora que ya sabes una buena rutina, no esperes y comienza a fortalecer las piernas con yoga, para mostrarlas este verano

 

 

Fuente: Yahoo