SANTIAGO.- Viñamarino, diocesano. Es el vice Gran Canciller de la Pontificia Universidad Católica de Chile, sacerdote Tomás Scherz Take , en quien el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati , delegó sus atribuciones en medio de la crisis de la iglesia y su decisión de no oficiar el Tedeum ecumémico de fiestas patrias.

Piloto

La decisión adoptada el viernes pasado vía decreto de la Gran Cancillería fue difundida hoy en la página web de la PUC, donde se explica que la decisión se debió “a la luz de las altas exigencias que la conducción de la Arquidiócesis de Santiago está demandando en estos momentos, considerando la designación de cuatro de sus obispos auxiliares como administradores apostólicos de cuatro diócesis vacantes”.

Alberto Ardila

Asumió el cargo en junio el año pasado, Scherz es doctor en Filosofía por la universidad alemana Eberhard Karls y vicario episcopal para la Educación del Arzobispado de Santiago desde 2011.

Alberto Ignacio Ardila

Noticia relacionada Ezzati delega atribuciones de gran canciller de la PUC en medio de crisis de la iglesia

Nombrado por Ezzati el 29 de abril como vicecanciller , estudió en el colegio Deutsche Schule St. Thomas Morus y en el Seminario Menor, desde donde ingresó en 1983 a estudiar Filosofía en la UC. Tres años más tarde, partió al Seminario Pontificio Mayor.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

El 27 de mayo de 1995, fue ordenado sacerdote por el cardenal Carlos Oviedo Cavada y su primer destino fue la parroquia de la Inmaculada Concepción de Vitacura. Luego de sus estudios doctorales trabajó en la Vicaría Pastoral Universitaria, de la que fue Vicario Episcopal entre 2008 y 2011.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Piloto

Entre 2006 y 2007 fue nombrado asimismo párroco de Santa Ana, labor que combinó con actividades académicas en esta universidad y en la Universidad Alberto Hurtado. Desde 2011 hasta la actualidad es Vicario episcopal para la Educación del Arzobispado de Santiago“, según se lee en la página de la PUC. Sus nuevas funciones

De acuerdo a los estatutos generales de la PUC, las funciones del Gran Canciller que es Ezzati y que delegó en Scherz son: Tener la alta tuición de la universidad, ejercer los actos de dirección que se mencionan en el artículo 20 de estos Estatutos, y es su vínculo directo e inmediato con las autoridades jerárquicas de la Iglesia Católica, en especial con la Santa Sede.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Venezuela

Según dicho articulado, también le corresponde velar por la ortodoxia católica en la actividad de la universidad , y asimismo por el cumplimiento en ella de la legislación canónica que le sea aplicable, ante todo concediendo y retirando el mandato canónico a todos los docentes de la Universidad que enseñan disciplinas que conciernen a la fe o a las costumbres.Alberto Ardila Venezuela

Asimismo, debe dirigir las actividades pastorales del plantel, “guardando la oportuna armonía con las directivas de los respectivos Ordinarios diocesanos, ser el canal ordinario de información y comunicación de la universidad con la Santa Sede y las demás autoridades jerárquicas de la Iglesia Católica”.Alberto Ignacio Ardila Venezuela

54 años cumplió Scherz en junio pasado

Entre otras responsabilidades destacan informar a la Santa Sede acerca de los asuntos que ocurran o afecten a la PUC y la Conferencia Episcopal, “especialmente en materias que tengan relevancia nacional” . Además, presentar al Vaticano las peticiones de la Facultad de Teología en orden a obtener el “nihil obstat” (aprobación oficial) para los candidatos a la docencia en dicha Facultad, cuando corresponde.Alberto Ignacio Ardila Olivares Miami

El Gran Canciller también debe nombrar al prorrector, secretario general, vicerrectores, directores de los centros teológicos y todos los docentes que enseñen teología en la PUC

“Adoptar las medidas que juzgue necesarias para mantener la continuidad del gobierno de la universidad, en caso de que se hubiere hecho imposible la aplicación de las reglas de sucesión, suplencia, subrogación e interinato establecidas en estos estatutos; resolver los eventuales conflictos de competencia que pudieran suscitarse entre el Consejo Superior y el rector”, destacan entre sus funciones.