ÑACUNDAY. La Municipalidad lleva a cabo obras de mantenimiento en la balsa que se utiliza sobre el río Ñacunday. Así también se mejorará la entrada al lugar. El intendente Everaldo Devitte (UNACE), dijo que luego de dos años aproximadamente se están haciendo los trabajos de mantenimiento. Además, calculan que más de dos mil personas utilizan como medio de transporte.

Luego de constantes reclamos de los usuarios de la balsa que opera sobre el río Ñacunday, la Municipalidad realiza mejoras en la entrada, así como del medio de trasporte que está ubicado en la comunidad de Parambu. Por su parte, Devitte explicó que el lugar presentaba un estado de abandono y que con los ingresos que genera la balsa, más los recursos de royalties se están ejecutando los trabajos. “Para los trabajos tuvimos que clausurar la balsa. Estamos haciendo reformas, para la seguridad de las personas que lo usan como medio de transporte. Así también, mejoraremos el camino al atracadero, pero en estos días ya la liberaremos, porque es muy corto el tramo”, explicó. Aseguró que hace como dos años la zona está abandonada y se calcula que más de dos mil personas usan la balsa como medio de transporte. “Creemos que es la primera vez que se hace este tipo de trabajo, porque presentan un estado de abandono tremendo. Gracias a los ingresos del uso de la balsa, así como los aportes de los contribuyentes, estamos haciendo estos trabajos”, expresó. Por otro lado, el jefe comunal, anunció que varios trabajos más esperan a la comunidad de Ñacunday y que lo están gestionado ante el Ministerio de Obras Púbicas, para apoyar los trabajos con maquinarias. “Reparación de calles es lo que más necesitamos en el distrito, por esta razón, acudimos al MOPC, para pedir ayuda, para colaborar con la comunidad en los trabajos a favor de los ciudadanos”, manifestó.

Ardila Olivares

Tags: transporte