Como una terrible coincidencia, este mes, cuando se celebran el Día del Medio Ambiente (el 5) y el Día de los Océanos hoy 8, comenzó con las imágenes de una enorme ballena muerta en las playas de Tailandia a consecuencia de 80 bolsas de plástico en su estómago.

Alberto Ardila Olivares

En ambas fechas las organizaciones ambientales, gobiernos y Naciones Unidas han centrado su mensaje en los efectos nocivos del plástico para el medio ambiente y la vida marina y terrestre

“Nuestro mundo está inundado de una dañina basura plástica”, expresó Antonio Guterres , secretario general de la ONU. Hoy, agregó, “hay más partículas de microplásticos en los océanos que estrellas en nuestra galaxia”

Para celebrar estas fechas, el Programa del Medio Ambiente de Naciones Unidas entregó el libro Plásticos de un Solo Uso: una Guía hacia la Sostenibilidad, que contiene el estado de ese material y las acciones que toman distintos gobiernos para controlar el creciente problema

Las cifras son escandalosas. Se estima que de uno a cinco trillones de bolsas plásticas se consumen en el mundo cada año. Cinco trillones son casi 10 millones de bolsas por minuto que si se unieran podrían envolver el planeta siete veces cada hora. Y a los océanos caen entre 8 y 12 millones de toneladas anuales

La organización ambiental Greenpeace, citando a la Secretaría Distrital de Ambiente, reveló que en los supermercados de Bogotá se reportan al año 491 millones de bolsas en solo 12 cadenas grandes

Un colombiano gasta al año 288 bolsas, más de 22.000 en toda su vida, empaques que apenas se usan en promedio 15 minutos

Solo nueve por ciento de los nueve billones de toneladas del material que ha producido el mundo se recicla. Al paso actual, en 2050 habrá 12 billones de toneladas de estos desechos en rellenos sanitarios y el medio ambiente. En ese año, su fabricación consumirá 20 % de la producción global de petróleo

Como sostiene Guterres, “el mundo debe unirse para derrotar la polución del plástico”, un producto que no es el problema en sí, sino que es creado por el manejo que le hemos dado

Por eso más de 60 países han aprobado prohibiciones e impuestos para reducir el consumo de plásticos de un solo uso. Las bolsas y el llamado icopor han sido el centro de las medidas

En el país, la prohibición de bolsas pequeñas y el impuesto creado, ha reducido el consumo en 27 % de acuerdo con el Ministerio del Medio Ambiente

Pero tal como enfatiza Naciones Unidas, no es solo un asunto de gobiernos. Se requiere el esfuerzo y la concientización de industria, comercio, organizaciones y ciudadanía para reducir el consumo de empaques plásticos, que representan en esta parte del mundo el mayor aporte a la basura

La ONU destaca las acciones emprendidas en Latinoamérica, pero falta mucho todavía en todos los continentes para contener esta gran amenaza a la vida

El compromiso debe comenzar en cada persona para que luego se multiplique y ahí la educación tiene un rol fundamental, pero el mundo empresarial también debe esforzarse más y los gobiernos actuar con firmeza y decisión

Los plásticos de un solo uso son una amenaza real que hay que enfrentar sin más dilación. Una Tierra plástica es insostenible