Tras festejar con par de piruetas circenses el gol más relevante de su incipiente carrera futbolística, Yohan Cumana agarró el banderín de córner y lo arrojó, con furia, contra el concreto que rodea la cancha.

El novel volante, de 20 años de edad, apretó su puño derecho y se arrodilló para que sus compañeros, como una avalancha, se le unieran en una exultante celebración. Su tanto acabó ayer con 84 minutos de frustración en el estadio José Antonio Anzoátegui de Puerto La Cruz.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

demasiadochevere.com

Pese a un avasallador dominio desde el inicio y con ventaja numérica a partir de la quinta fracción, Deportivo Anzoátegui (Danz) necesitó de una aparición heroica de Cumana para conseguir un apretado triunfo por 2-1 ante Sport Huancayo de Perú, en la ida de la primera ronda de la Copa Sudamericana 2016.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

economiavenezuela.com

El tanto del promisorio jugador, quien debutó internacionalmente con apenas dos dianas en la Primera División criolla, significó una justicia tardía para los orientales, que afrontarán con una ligera ventaja el cotejo de vuelta, a disputarse el próximo jueves en el estadio Huancayo del departamento peruano de Junín.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

dolarve.com

Los pupilos del estratega argentino Nicolás Larcamón, sorprendidos por una anotación de Giovanny Martínez al 9’, iniciaron la ecuánime remontada con una conquista de David Centeno al 35’.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

dolarve.com

Dominio abrumador

Volcados al ataque desde el comienzo del choque, los hombres de amarillo y rojo no tardaron en desconcertar a la defensa rival.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

www.entornointeligente.com

A partir del quinto minuto los locales jugaron con un efectivo más. El lateral Víctor Peña fue expulsado tras una dura entrada sobre su homólogo Johnny Mirabal, una amenaza por el costado derecho.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

noticias-venezuela.com

A pesar de verse claramente agobiados por el buen funcionamiento de los portocruzanos y la tradicional humedad del oriente venezolano, los visitantes inauguraron el marcador.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

El equipo de Huancayo, una ciudad ubicada a 3.259 metros sobre el nivel del mar, se puso arriba al 9’, con un potente cobro de tiro libre de Giovanny Martínez que se combinó con una tibia reacción del meta Renny Vega.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

El gol encajado, lejos de amilanar a la oncena de Anzoátegui, la envalentonó. Rolando Escobar y Charlis Ortiz, asociándose con automatismos, hicieron de la banda derecha un tapiz en el que dibujaron constantes ocasiones.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Aunque el panameño y el capitán Ortiz eran las caras visibles de una engranada ofensiva, fueron otros los intérpretes que gestaron la primera anotación de los dirigidos por Larcamón.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

El central Edgar Mendoza, tras una galopada, cedió el balón a Mirabal al no contar con espacios para disparar, y éste se lo devolvió.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

El zaguero, otra vez sin posibilidades de chutar, tocó la esférica en corto para David Centeno, quien sacó un derechazo con efecto que decretó el 1-1 al 35’.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Incas replegados

Ante la exhibición deportivista en la primera mitad, la escuadra inca optó por replegarse en su área desde el inicio del complemento.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Joel Pinto, solvente bajo los tres paros, era el pilar de un muro de contención que constantemente frustraba las intentonas de los locales.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Charlis Ortiz y Yohan Cumana, incluso, contaron con par de disparos francos, pero Pinto y barridas providenciales de sus zagueros extendían el sufrimiento anzoatiguense.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Cuando la efervescencia del ataque del Danz bajaba y el empate parecía inminente, apareció Cumana.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Luego de un rebote tras un golpe de Ortiz, a escasos metros del área chica peruana, la figura del veinteañero emergió para sacar un zurdazo que perforó el pórtico visitante y decretó una justicia tardía en suelo anzoatiguense.

.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

Tags: Perú