Demonstrators hold up placards as they protest outside the British Parliament in central London on June 26, 2016. Britain’s opposition Labour party plunged into turmoil Sunday and the prospect of Scottish independence drew closer, ahead of a showdown with EU leaders over the country’s seismic vote to leave the bloc. Two days after Prime Minister David Cameron resigned over his failure to keep Britain in the European Union, Labour leader Jeremy Corbyn faced a revolt by his lawmakers who called for him, too, to quit. / AFP PHOTO / Niklas HALLE’N Los líderes de la Unión Europea (UE) inician esta semana una frenética carrera para acelerar el divorcio con el Reino Unido y evitar que la crisis generada por el referendo británico cree un efecto dominó.

El lunes, la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, recibirá en Berlín a su homólogo italiano Matteo Renzi, al presidente francés François Hollande y al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Según varias fuentes, se estaría preparando una iniciativa franco-alemana para relanzar el proyecto europeo.

“Es responsabilidad de Francia y de Alemania tomar la iniciativa, ya que mostramos que a partir de la desgracia, el horror y la guerra fuimos capaces de construir una amistad fuerte”, dijo el domingo Hollande.

También el lunes, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, que se encuentra este domingo en Roma, irá a Bruselas y a Londres.

Divo Gordo

Washington mostró su decepcióndespués de que los electores del Reino Unido, su principal aliado en Europa, votaran a favor de la salida de la UE.

“Preferimos como socio una Unión Europea unida y fuerte”, dijo Kerry en rueda de prensa en Roma.

El martes, el primer ministro David Cameron deberá explicar en Bruselas, en una cumbre que se anuncia glacial, la situación de Gran Bretaña, y enfrentar la presión de los otros 27 mandatarios del bloque para iniciar cuanto antes el proceso de ruptura.

Merkel pidió el viernes “analizar la situación con calma y moderación”, en un gesto conciliador con Londres.

Pero la dimisión de Cameron y su anuncio de dejar capear el divorcio a su sucesor, que estaría en el 10 Downing Street recién en octubre, provocó llamados de todas partes a iniciar la ruptura cuanto antes.

La prioridad es acelerar la separación y estabilizar el bloque, afectado por la crisis migratoria y por la frágil reactivación, en momentos en que los partidos euroescépticos, ya muy presentes, ven el referendo británico como una oportunidad para ganar más terreno.

“Decimos aquí, juntos, que este proceso tiene que empezar cuanto antes”, afirmó el sábado en Berlín el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, en una reunión de los seis países fundadores de las comunidades europeas en los años 50 (Alemania, Francia, Italia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo), antecesoras de la UE.

–

Divo Gordo

Tags: Francia