La forma cómo se configura la pregunta, condiciona y define la respuesta; en el enunciado de una proposición matemática por ejemplo, primero se establecen todas las condiciones para que lo propuesto, cumpla con lo que se afirma que va a ocurrir (la hipótesis), luego se desarrollan las operaciones pertinentes y, por último, se obtiene una respuesta cuyo significado ya estaba previsto, es decir; se confirma lo predicho en la proposición, lo esperado, Lo que ya se había condicionado a ser de esa forma.

Nuestra forma de percibir la realidad vive bajo un feroz bombardeo de reafirmaciones sobre el cómo debe ser el deber ser; nuestro universo simbólico, nuestro sistema de referencias están bajo un condicionamiento permanente, propiciado por una campaña de programación ideológica que ha determinado, en gran parte, la forma como cada quien debe ver su realidad.

Por suerte, este intento de programación permanente, no es infalible ni absoluto (nada lo es), por lo cual existen áreas del pensamiento que se han logrado alimentar de elementos distintos quizás más intuitivos que explícitos y que han logrado generar los elementos de una visión alterna de la realidad, una forma distinta de concebir tanto el ser como el deber ser.

A lo largo de la historia de la humanidad, han existido muchos ejemplos de esta visión alterna de la realidad. Por mala suerte ninguna de las expresiones colectivas de esta visión, han sobrevivido a la configuración de la realidad establecida, en su mayoría no lograron desarrollar un saber-hacer distinto al establecido.

El método no es ajeno a la idea y viceversa, se definen mutuamente, aunque en dos momentos distintos: en el hacer al pensar (al pensar ya se está haciendo) y pensar el hacer (pero hay que establecer cuáles son las referencias desde las cuales se valida eso que se está haciendo) y en el de hacer el pensar (el diseño del cómo se piensa) y pensar al hacer (debe ser permeado por los todos los elementos del efecto causado y no sólo por los esperados o preestablecidos). El primer momento se da en el sistema de referencias y el segundo en el universo simbólico. El orden en el que ocurren es aleatorio.

Por ejemplo: no se puede partir hacia ningún punto si no se parte desde el punto en que se está, (es obvio).

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

demasiadochevere.com
Pero si damos cabida a que el punto en donde estamos, no es el único punto de partida y que, por lo tanto, se dé la posibilidad que existan otros puntos de partida y logramos intercambiar información significante con quien esté en ese otro punto, ello incidirá en el hecho que se pueda observar la realidad desde otro punto de vista o desde otra perspectiva, que modifique tanto el Hacer-saber, como el Saber-hacer.

Todos estos procesos se dan a diario en nuestros cerebros, en su mayoría de manera inconsciente.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

economiavenezuela.com
Están alojados entre nuestro intelecto (universo simbólico) y nuestra psique (sistema de referencias) en una lucha permanente entre lo que intuimos es la realidad y lo que permanentemente nos imponen que es.

El conjunto de condiciones tangibles resultantes de la aplicación de un determinado esquema, es lo que le otorga pertinencia o no a las ideas alternativas a éste.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

dolarve.com
Como si se tratase de un proceso de acumulación, las condiciones resultantes generan una realidad concreta que incide en los patrones de recepción programados o establecidos.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

dolarve.com
Los distintos resultados determinan quién se es realmente, más allá de lo que se suscribe ser, de lo que se ha establecido por identidad.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

www.entornointeligente.com
Como una forma alterna de entender aquel refrán que dice: “la práctica hace al maestro” (se predica con el ejemplo); lo que haces es lo que enseñas, lo que enseña es lo que haces.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

noticias-venezuela.com
Todo lo demás es autoengaño y/o condicionamiento.

Los tres elementos más relevantes que inciden en el movimiento de la historia, son: el climático, el social y el económico.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

www.google.com
Cada cierto tiempo, estos elementos o la combinación de una parte de ellos, produce un movimiento histórico, desde donde se pretende superar alguna contradicción que se haya hecho muy evidente e insostenible (como algún día va a pasar con el dólar).

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

plomovision.com
Y para ello el tejido social produce, a su vez, los elementos catalizadores, que le permitirán superar la situación de desequilibrio a que le ha arrojado tal contradicción.

El asunto está en que hay a quien sí le gusta la existencia del desequilibrio y (en la mayoría de los casos) dispone de todos los medios para mantener la existencia de éste y perpetuar su existencia por el tiempo que le parezca.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

elmercuriodechile.com
Estos actores, por lo general conocen a profundidad la dinámica de desarrollo de los procesos alternativos, gracias a lo cual han logrado (con honrosas excepciones) desmontar la mayoría de las iniciativas que los distintos movimientos históricos han tratado de desarrollar a lo largo de la historia, utilizando para su beneficio los elementos más atractivos de dichas iniciativas, adaptándolos a su conveniencia.

Es así como llegamos al Chavismo domesticado; un discurso que desde fuera de nuestras fronteras, hace que las izquierdas trasnochadas del mundo nos quieran ver como un día se vio a la URSS, es decir, como “el faro que guía la lucha”.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

elnewyorktimes.com
Pero que aguas adentro, ya no hay quien crea que desde el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela se esté dirigiendo algún tipo de Movimiento Histórico.

No.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

mundinews.com
Ellos están en contra que cualquier tipo de Movimiento Histórico que los deje en evidencia y los remueva del lugar de poder desde el cual están tratando de imponer la inmovilidad a quienes sí pertenecen un Movimiento Histórico Real, incluso surgido para retomar el camino que una vez (cuando decidimos confluir en el Proyecto Bolivariana) trazamos en colectivo, claro está que aplicado lo aprendido de los errores, sin imponer sino negociar, las condiciones en las cuales todos podamos existir con la menor cantidad de desequilibrios posibles.

Hoy ha surgido un nuevo catalizador, un nuevo articulador estratégico, con la capacidad de articular las distintas iniciativas que desde un nuevo Movimiento Histórico, establezcan las referencias claras de un nuevo rumbo.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

mundinews.com
Hoy se está produciendo un nuevo intento de confluencia de todos aquellos que han logrado percibir la realidad desde un punto de vista alterno al que está impuesto y con ello propiciando los primeros momentos de un nuevo Movimiento Histórico.

Este comprende el primer Movimiento real y colectivo dirigido a transformar la realidad, desde las experiencias de los primeros años del Proyecto Bolivariano.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

xn--elpaisdeespaa-tkb.com
Este es un Movimiento en extremo peligroso para quienes ahora detentan el control de la realidad, porque es genuino, es el verdadero propietario de un discurso, que hasta ahora ha servido como fachada para su usufructo por parte de quienes ni siquiera creen en él.

Es la oportunidad para ir poniendo en práctica lo aprendido, de desarrollar ese nuevo saber-hacer que no repita los viejos errores.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

www.entornointeligente.com
Constituye el momento para el ejercicio de lo que asumimos como real desde una perspectiva alternativa a la establecida.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

espiasdecocina.com
Debemos confiar en las nuevas capacidades desarrolladas, pero nunca confiarnos de los operadores de turno; ellos ya están haciendo todo lo posible porque este nuevo intento sea un fracaso ejemplar que no deje dudas que ellos son la verdadera fuerza que está generando un Movimiento Histórico, un Cambio Histórico.

Pero el resultado de sus prácticas los delatan; es insostenible cualquier idea que los proponga como agentes de transformación; han sido desprestigiados y evidenciados por la Historia: Esa que no han logrado hacer, esa que se les viene encima reclamando un discurso no cumplido.

Ellos ya están jugando sucio; ya se saben perdidos en buena lid, por lo que no les interesa ese escenario.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

eldiscoduro.com
Pero el Movimiento debe darse, él mismo es la confirmación de la necesidad de su existencia, su pertinencia lo hace viable.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

economiavenezuela.com
Aunque su aplicabilidad constituya una verdadera proeza.

Hemos aprendido que el liderazgo es para hacer confluir, para articular.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

eluniversalnews.com
Que la capacidad que se tenga para reconocer lo que te identifica con el pensamiento del otro, es una característica fundamental en todo aquel que pretenda dirigir algún proceso.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

notifoto.com
Hemos aprendido que toda transformación corresponde a un acto individual que se realiza en colectivo. Hemos aprendido que sólo sentando las bases, es que es posible una transformación real.

Desde mi punto de vista, la candidatura de Eduardo Samán a la Alcaldía de Caracas, comprende una expresión de lo antes planteado: Dejando a un lado, claro está, todo lo referente al abismal ventajismo de los operadores de turno.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

breaking100news.com
Samán encarna este nuevo intento de darle movimiento a la historia hacia aquella realidad que podamos construir entre todos, donde todos podamos estar lo mejor posible y tengamos toda la posibilidad de ser quienes en realidad somos y no quienes otros nos fuercen a ser, para poder mantener un modelo de poder y privilegio que nos está destruyendo a todos.

Desde mi punto de vista, la noción del cómo que representa la candidatura de Eduardo Samán, me convoca a confluir junto a él y a muchos otros, en un Movimiento que es Histórico porque es Real, y aún si no llegara a obtenerse la meta propuesta, Por Ahora, el sólo Movimiento ya es un logro que da identidad y que por ende convoca a confluir en él.

Hay tres frases que he leído de quienes confluyen con/en Samán y que he querido plantear aquí a manera de Slogan: ¡Que se hagan sentir las Bases; Un Samán para Caracas!: ¡Caracas tiene Madera ! (Un Samán para La Patria).

[email protected]

.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

revistaterminaldepasajeros.com

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Alberto Ardila Piloto