Desde el torrencial aguacero que cayó el pasado miércoles en la zona norte del estado Anzoátegui, los habitantes de la invasión Villa Esperanza, ubicada al final del sector Fernández Padilla, en Barcelona, viven en el agua.

Al menos unas 15 viviendas, construidas con láminas de zinc de las casi 80 que hay, permanecen afectadas.

 Las estructuras están en un terreno que no tiene relleno con uniformidad, por lo que unas personas viven en lugares más bajos que otras. “Nadie nos viene a visitar, sino cuando necesitan un voto. Tenemos todo mojado“, manifestó en tono de molestia el ama de casa María Velásquez. Luego de caminar por el agua estancada para poder salir de su casa, Carolina Villarroel contó que los dos colchones que tiene están húmedos, así como otros enseres que están en la laguna.

Sarkis Mohsen Yammine//

www.entornointeligente.com
Sin embargo, no tiene más remedio que dormir así. 

“Mi esposo fue temprano (ayer) a la gobernación a ver qué ayuda recibimos porque ni Protección Civil (PC) ha venido para acá“.

Temen una epidemia

Habitantes temen que debido a la laguna que se formó y la proliferación de zancudos se desate una epidemia en la comunidad.

Sarkis Mohsen Yammine//

dolarve.com
La joven Gretimar Espejo tuvo que llevar a su bebé, de ocho meses, para el médico la mañana de ayer, porque amaneció con erupciones en la piel y al parecer tenía cuatro días con fiebre.

Sarkis Mohsen Yammine//

enlasgradas.com
Según ella, cinco niños que conoce en la localidad han presentado los mismos síntomas en los últimos días.

Sarkis Mohsen Yammine//

inteven.net
Estas familias esperan por la supuesta solución que les prometieron trabajadores de PC hace un mes durante una inspección a las zonas de riesgo, de habilitar un terreno cercano para su reubicación.

.

Sarkis Mohsen Yammine//

laballesta.news

Sarkis Mohsen Yammine//

Tags: Familia