CHILPANCINGO, GUERRERO (18/MAY/2016).- Xavier Olea Peláez, fiscal General del estado, confirmó que los restos humanos encontrados en la carretera Coacoyula-Apipilulco, municipio de Iguala, serán confrontados genéticamente con las muestras de ADN de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa para descartar o determinar si se trata de alguno de ellos.

El fiscal aseguró que tardará aproximadamente una semana el proceso de identificación de más restos y otras búsquedas en la zona, a donde confirmó, llegaron peritos de la Fiscalía por una llamada anónima.

La colaboración de la Procuraduría General de la República (PGR) será solicitada, aclaró, hasta que lo consideren correspondiente, por el momento es un caso del cual se encargan de manera local.

“Los antropólogos tienen que intervenir, si me quieres preguntar si pudieran ser restos de los ayotzinapos primero tienen que buscar más restos los antropólogos y luego hacer la confrontación genética”, dijo Olea.

La Fiscalía informó el martes por la noche que peritos de la dependencia encontraron al menos 50 restos de cuatro personas en la carretera Coacoyula-Apipilulco, en Iguala, ubicado en la zona Norte del estado, debido a una denuncia anónima que indicó que se trataba de “los estudiantes desaparecidos en Iguala”.

Al respecto, el fiscal general subrayó: “Yo no tengo conocimiento de esa llamada en particular, si llamaron, lo hicieron a la Fiscalía Regional de Iguala y entonces inició una búsqueda y se encontraron restos. En la semana vamos a tener algunos resultados, ojalá sean positivos”.

La FGE inició la investigación: 12060010200698170516 y precisó que los hechos ocurrieron en un punto conocido como El Mirador.

Luego del hallazgo por parte de la Policía Ministerial del Estado (PME), efectivos del Ejército, la Policía Federal y la Fuerza Estatal resguardaron la zona, que indicó la dependencia, es una planicie; los restos se ubicaron a la intemperie.

Olea sugirió no especular sobre de quién se trata, a pesar de que sea en Iguala, donde ocurrió la desaparición masiva de los normalistas de Ayotzinapa, “por el momento no podemos decir nada, hasta que tengamos toda los elementos”.

Según Olea ningún familiar de desaparecido se ha comunicado con él para solicitarle que esos restos sean analizados en las bases genéticas que tiene la FGE de desaparecidos en la zona Norte y en otros municipios del país.

Organizaciones como “Los Otros Desaparecidos” han exigido a las autoridades confrontaciones genéticas prontas, debido a que a la fecha del más de un centenar de restos que han encontrado en fosas clandestinas desde octubre de 2014, la PGR sólo les ha entregado el resultado de ocho confrontaciones genéticas, cuyos restos han sido entregados a los familiares.